La Vicepresidenta de la República, Compañera Rosario Murillo, lamentó la destrucción ocasionada por el Huracán María en Dominica, así como también el fuerte terremoto que este martes afectó México.

Aquí estamos viendo todo lo que algunas personas dicen o llaman la venganza de la naturaleza. Yo no creo que sea la venganza de la naturaleza, son las consecuencias de la devastación producida por nosotros mismos los seres humanos. Tenemos tormentas, tenemos huracanes”, indicó.

En este punto, destacó el correo que hizo circular en horas de la madrugada el Primer Ministro de Dominica, Rooselvelt Skerrit, informando la total devastación que causó en la isla el huracán.

Rosario señaló que los huracanes han devastado países enteros en las islas del Caribe, y amplias regiones de Estados Unidos, como Florida y Texas, con pérdidas de vidas y daños en infraestructura.

Pero para los Estados Unidos no es lo mismo que para esta pequeña islita, Dominica”, manifestó Rosario, dando a continuación lectura el mensaje del ministro Skerrit:

Los reportes iniciales son de devastación completa. Hasta el momento hemos perdido todo lo que el dinero puede comprar y reponer. Mi más grande temor es que en la mañana cuando nos despertemos veamos todo el daño físico grave y las posibles muertes que hayan resultado de los deslizamientos producidos por lluvias persistentes”, afirma.

Rosario aseguró que desde la Cancillería de Nicaragua se han hecho intentos para comunicarse con Dominica sin resultado alguno.

El Primer Ministro narra cómo la tormenta se llevó techos de las viviendas. "El techo de mi propia residencia oficial estuvo entre los primeros que se llevó el viento, y esto aparentemente como parte de una avalancha de techos arrancados en la ciudad y el campo”, indica.

Skerrit asegura en su mensaje que no se preocupa tanto por el daño físico, porque aunque es devastador, lo importante es rescatar a los atrapados y asegurar asistencia médica para los heridos.

Vamos a necesitar ayuda mis compañeros, mis amigos, vamos a necesitar ayuda de todo tipo”, señala el mandatario caribeño, afirmando también que los puertos y aeropuertos seguramente han quedado inoperables, de tal forma que permanecerán cerrados por algunos días, y pide a naciones amigas apoyo con servicios de helicópteros.

Rosario dijo que la Cancillería continuará tratando de comunicarse con Dominica para expresar su solidaridad.

Terremoto en México

En cuanto al terremoto de México, destacó que este tuvo una magnitud de 7.2.

Imagínense que estábamos conversando con el compañero Juan Carlos Gutiérrez que es nuestro Ministro Consejero en México. Decía que estaba en una reunión en la Cancillería y que nunca había sentido en el distrito federal un sismo tan fuerte. El veía, dice, moverse los ladrillos, una cosa impresionante y terrorífica”, destaca la Compañera.

Rosario aseguró que cuando ocurren fenómenos como el de Dominica o México, algo importante es la consecuencia psicológica: el temor, la angustia.

La pérdida o el temor a la pérdida, todo eso va sumando y va generando un sentimiento de zozobra en la familia. Por eso sabemos que son momentos muy difíciles y por eso enviamos nuestra solidaridad a los gobiernos de las islas del Caribe, los estados insulares del Caribe, y al hermano pueblo mexicano que está siendo, está viviendo todos los días una calamidad, un desastre, que bueno, con su espíritu indomable que conocemos a través de la historia, sabemos que va cada familia, todas sus autoridades, a ser capaces de ir adelante, de ir adelante con ese espíritu precisamente, ese optimismo y esa confianza que debemos todos tener en nuestro presente mejor y nuestro futuro”, manifestó.