La tres veces heroica ciudad de Estelí resurge como el ave fénix y hoy se ubica entre las primeras cabeceras departamentales del país con un progresivo desarrollo económico, que le ha dado un nuevo rostro y mejor bienestar a las familias estelianas.

El desarrollo de infraestructura, comercio, proyectos sociales y un sinnúmero de obras ejecutadas por las autoridades municipales en alianza con el Gobierno Sandinista han permitido este cambio.

Y eso se nota con el nacimiento de negocios familiares que empezaron con poco y gracias a su perseverancia y positivismo, hoy son sitios de referencia y de esparcimiento para las familias estelianas y de sus visitantes.

Uno de ellos es el “Centro Recreativo La Ensenada”, un emprendimiento de la familia Rodríguez González, quienes desde hace 9 años decidieron abrir este sitio campestre con ambiente familiar y un clima agradable.

la-ensenada

Su especialidad son los asados y en domingo las sopas de res y de gallina, sin embargo, cuentan con un variado menú accesible para sus clientes. Además, hay piscinas para adultos y niños, un salón principal y otro para eventos, un área de sport bar, así como 2 casas, 3 chozas y 2 apartamentos que se rentan para quienes lo requieran.

Según doña Flor de María González, propietaria de este lugar turístico, la clave del éxito y por lo cual las personas deciden visitar La Ensenada, es por la seguridad y ambiente sano que ofrece.

González hizo referencia al apoyo recibido por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional para echar a andar La Ensenada y hoy es una fuente de empleo en la ciudad de Estelí.

la-ensenada

Apoyo del Buen Gobierno Sandinista

“Gracias a nuestro Buen Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional es que pequeños y medianos empresarios del departamento de Estelí hemos tenido muchos beneficios en cuanto al proyecto de la Ruta del Café. A nosotros nos han dado muchos préstamos con los cuales hemos ampliado las instalaciones y así hemos venido mejorando la calidad de la atención siendo más personalizada”, expresó doña Flor de María González.

Asimismo, mencionó que a través del proyecto Moderniza impulsado por el Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR), han especializado la parte administrativa y colaboradores como meseros y cocineros.

Como un negocio familiar, este es atendido directamente por doña Flor de María y su esposo Amílcar Antonio Rodríguez, junto a sus hijos Amílcar Martín y Alía. Además de 4 cocineros y 4 meseros, en temporada alta contratan a más personal, pues llegan a atender a unas 500 personas al día.

la-ensenada

Semana Santa y los días patrios son considerados como temporada alta, ya que las personas les visitan por el clima agradable del lugar, en sus días de atención de jueves a domingo.

La familia esteliana de apellido Sanabria es asidua cliente de La Ensenada porque consideran que es un lugar sano y seguro.

“Lo visitamos porque su atención es, en primer lugar, familiar y a uno lo hacen sentir muy importante. Es un lugar donde puede venir uno a departir con la familia como nosotros hoy, que andamos hermanos, que vivimos en otros países y presta las condiciones adecuadas para disfrutar”, dijo Gustavo Sanabria.

la-ensenada

A la vez resaltó, que este negocio es una inversión muy grande y de una familia muy emprendedora, “nosotros los conocemos desde muy jóvenes y realmente es una de las inversiones más grande que hay en lo que respecta a turismo y hotelería en Estelí”.

“Yo soy esteliana, pero ahora vivo en el exterior y siempre que vengo a Estelí, vengo aquí a beberme una sopa. Creo que es un lugar bien acogedor, me gusta que es bastante familiar y que hay diferentes opciones para la familia”, expresó Anyoli Sanabria.

“Yo vengo por la comida, me encanta la sopa, me encanta la atención y la calidad del servicio y me parece una muy buena opción, con un ambiente más campestre en contacto con la naturaleza”, agregó.

la-ensenada

“Cafetín y Lácteos El Quesito”, resultado de la perseverancia

Hace 7 años aproximadamente nace el negocio familiar “Cafetín y Lácteos El Quesito”, administrado por Justino Ramos y su esposa Ana Violeta Vílchez, dos estelianos que perseveraron y hoy ven los frutos de su emprendimiento.

Iniciaron vendiendo quesillo elaborados por el propio Justino y luego se convirtió en un cafetín agregando la oferta de los desayunos típicos, cuyo ingrediente principal e infaltable es el gallopinto,

“No crea que fue fácil, fue un largo tiempo que pasamos para poder establecerlo. En ocasiones casi tiramos la toalla, como se dice popularmente, pero seguimos perseverando y hoy es lo que es El Quesito”, dice Ramos muy confiado de su negocio.

Como se vuelve tan popular entre los estelianos, Ramos y su esposa incursionan en la oferta de almuerzos y cena que ya incluye el pollo, res o cerdo, con precios cómodos y manteniendo siempre la calidad.

el-quesito

Diversifican productos lácteos

A la par del Cafetín, la familia Ramos Vílchez también distribuye una variedad de productos lácteos como crema, cuajada, queso, cajeta de leche, leche agria, queso con vegetales, ensaladas de frutas, yogur y mermeladas de varios sabores, la mayoría elaborados por ellos mismos, e intentan introducir el queso Philadelphia, también hecho con sus propias manos.

Estelí es una zona en crecimiento económico muy grande y muy buena, son oportunidades para salir adelante solo depende de que usted quiera trabajar y emprender algo que a la población le guste o que sea algo de calidad y perseverar en el hecho, es lo que a uno lo puede hacer salir adelante”, dijo Ramos.

Actualmente cuentan con dos establecimientos uno en la zona urbana de Estelí, de la Asociación Ganadera una cuadra al norte y el otro a la altura del kilómetro 157 carretera norte. El Quesito entre los dos lugares da empleo a 16 personas.

el-quesito

El Quesito cuenta con un ambiente completamente familiar, a donde llegan adolescentes, niños y adultos, ya sea para desayunar, almorzar o cenar y reciben una atención personalizada, que es lo que les caracteriza, acompañado de un servicio rápido, económico y de calidad.

“Para mí, Estelí ha crecido tanto y hay tantas oportunidades para crecer y poner su propio negocio. Nosotros lo hemos experimentado y pienso que con la ayuda de Dios hemos podido salir adelante. Tanto así que ha sido un lugar de referencia después de 7 años”, manifestó Ana Violeta Vílchez.

Los estelianos y visitantes nacionales y extranjeros se van satisfechos y regresan a El Quesito por su buena atención y calidad en su variedad de gastronomía.

el-quesito

“La atención ha sido muy buena, la comida ha sido muy deliciosa. Las repochetas me encantan, siempre que vengó a Estelí me gusta desayunar acá”, dijo Leonel Briones.

“La verdad que vengo porque me gusta, es un lugar propio y un lugar que venden de todo tipo de comidas típicas y que a veces es difícil en los otros departamentos encontrar la variedad de platos típicos”, expresó Rosa Mendoza, que llegó desde Matagalpa.

la-ensenada

la-ensenada

la-ensenada

el-quesito

el-quesito