Fue una noche gloriosa, fue un verdadero Festival de Canto, Danza, Vida y Esperanza que a las 6 y media en punto de la tarde-noche arrancó con nuestro hermoso Himno Nacional, seguido del himno de la República Bolivariana de Venezuela.

Y ahí en esa misma plaza que fue testigo del ingreso de miles de compañeros que llegaron triunfantes un 19 de Julio de 1979, ahí estaban presentes nuestros artistas, que con su pulmón hinchado de amor y de vida, le cantaron a Nicaragua, a Venezuela, al Comandante-Presidente Daniel Ortega Saavedra, a la Compañera Rosario Murillo y al Comandante-Presidente Hugo Chávez Frías.

El canto hermoso y solidario del grupo “Lloviznando Cantos” inició este recital de amor por Chávez, cantando “Mi Comandante Se Queda” enviando ese mensaje de solidaridad para el nuevo gran libertador de América Latina, a como lo calificó el Comandante Daniel Ortega en días pasados.

El escenario compuesto por dos enormes pantallas que mostraban diversos momentos de encuentros entre los comandante Daniel y Hugo Chávez, un estrado en el que estaban los dirigentes de la Juventud Sandinista, el Presidente Daniel y la Compañera Rosario, junto con el doctor Gustavo Porras.

Mientras centenares de jóvenes nicaragüenses llegaron con camisetas color blanco a entonar cada canción, cada letra, cada tonada, cada sílaba de amor, de solidaridad, de esfuerzo por seguir batallando en esta gesta libertaria de los pueblos.

Y cada artista consciente de ese contexto, entregó lo mejor de sí, como los jóvenes del grupo Manifiesto Urbano, que al mejor estilo pop daban su versión de conocidos temas revolucionarios o las manos prodigiosas de Richard Loza, ese cantautor de la 14 de septiembre que maravilló al público con El Elegido del trovador cubano Silvio Rodríguez y Canción de la Unidad.

La noche fue magistral, la puesta en escena del baile el Guegüense logró un gigantesco aplauso, digno de esa hermosa Plaza de la Revolución que ha sido testigo de muchos episodios de nuestra historia. El grupo Folclórico Nicaragüense del maestro Ronald Abud Vivas, fue espectacular con esas coreografías del Solar de Monimbo, entre otras piezas de nuestras raíces culturales.

Nuestros artistas caribeños estuvieron bien representados con Phillip Montalván, mientras el joven Laureano Ortega Murillo recibió miles de aplausos cuando interpretó "Por Ti Volaré" de Andrea Bocelli y otras melodías inmortalizadas por grandes cantautores latinoamericanos.

“Esto una muestra del gran amor de la Revolución Popular Sandinista y de la Revolución Bolivariana, es una muestra del amor que siente el Comandante Daniel y la compañera Rosario Murillo al pueblo de Venezuela, al comandante Hugo Chávez”, expresó  Laiz Marenco del Distrito Cinco.

“Una vez más estamos dando nuestro respaldo, porque Chávez es amor para Nicaragua, porque Nicaragua es Venezuela y todos los países del ALBA estamos en conjunto, estamos desbordados en respaldar que se va a recuperar el comandante Hugo Chávez”, agregó la joven originaria del reparto Santa Julia.

“La juventud está aquí reunida dándole gracias a Dios porque el comandante Chávez está en recuperación, me siento orgullosa de estar aquí y ser parte de este concierto. Orgullosa por una victoria más del comandante Chávez, ayer se ganaron 20 gobernaciones y eso es un gran triunfo”, mencionó Gema Cruz, del Movimiento Deportivo Alexis Argüello.

En la jornada estuvieron presentes jóvenes de Honduras, pertenecientes al brazo juvenil del Partido Libertad y Refundación que lidera el ex presidente Manuel Zelaya, como Max que señaló que han estado en permanente oración  por el comandante Hugo Chávez.

“Estamos sorprendidos por el poder de organización que tienen, la semana pasada estuvimos en la oración de solidaridad para el comandante Hugo Chávez y miramos el poder de convocatoria que tiene la Juventud Sandinista, estamos orgullosos de ser parte de esta histórica noche”, mencionó Max.

La jornada concluyó nuevamente con ese gran himno revolucionario inmortalizado por “Lloviznando Cantos” que se titula “Mi Comandante Se Queda”.