El Gobierno Sandinista a través de las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Prevención y Atención a Desastres (SINAPRED), brindaron una serie de recomendaciones a las familias para prevenir situaciones de salud, ante los intensas temperaturas que se han registrado en los últimos días.

El doctor Guillermo González, Ministro-Director del SINAPRED, la Ministra de Salud Sonia Castro, el asesor científico del INETER José Milán y especialistas médicos, brindaron las recomendaciones y el porqué de las altas temperaturas.

Las recomendaciones deben ser tomadas en cuenta por todos los ciudadanos y principalmente por las personas con padecimientos crónicos, como hipertensión arterial, cardipatías y diabéticos.

Los niños, mujeres embarazadas, adultos mayores de 50 años y los enfermos crónicos deben estar constantemente vigilados por las familias.

La doctora Castro orientó que estas medidas y recomendaciones a la población, deben estarse brindando en todas las clínicas y centros de salud del país.

El doctor Álvaro Escalante, Director del Centro Nacional de Cardiología, explicó que el calor tiene efectos en el sistema metabólico de las personas, por tanto se hace necesario regular en caso de algún descontrol originado por las altas temperaturas.

Para evitar esta inestabilidad en la salud de los grupos de personas antes mencionado, se debe consumir bastante líquido, principalmente agua, control de la presión, tomarse los medicamentos prescritos en el caso de los enfermos crónicos y utilizar ropa que no intensifique el calor.

Ante cualquier mareo, dolor de pecho, dolores de cabeza o cefaleas, sensación de desmayó, se debe acudir inmediatamente al centro de salud.

En edades extremas como los bebes, los niños o los ancianos y en situaciones especiales como las embarazadas debemos de tener un cuidado muy especial con el control del calor, porque les puede provocar trastornos a nivel neurológico, metabólico y cardiovascular”, alertó Escalante.

Hay que evitar las gaseosas

En tanto la especialista en medicina interna, Kimberlite Hodgson, subrayó que ante los intensos calores, se debe consumir frutas, comer verduras y evitar las gaseosas y comidas grasosas.

Evitemos salir al mediodía o cuando el calor este muy fuerte. Hay que evitar los ejercicios intensos en estos días y si se bañan utilizar agua al ambiente. No consumir alimentos pesados, porque eso puede caer bien fuerte en esta época y a los niños hay que estarle dando agua constantemente”, recomendó Hodgson.

Huracán Irma dejó secuelas

El doctor González explicó que el Presidente Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, han estado al pendiente de las situaciones climáticas que afectan la región, por tanto han orientado brindar las recomendaciones.

El huracán Irma ha sido uno de los fenómenos con mayor intensidad que han afectado el Caribe en las últimas décadas, ocasionado daños por donde transitó, pero también dejó secuelas climáticas en Centroamérica.

Esta situación que estamos viviendo en los últimos días, donde los calores intensos han estado presentes en la vida cotidiana de los nicaragüenses, es un fenómeno bastante anormal por la época del año, con temperaturas bastante elevadas, que se han sentido especialmente en la zona norte, en la zona de occidente y en la zona del pacifico”, explicó González.

El compañero José Milán, reconoció que el invierno que vive Nicaragua, ha registrado lluvias normales en gran parte del territorio, con algunos déficits en zonas ubicadas en el corredor seco. Estas condiciones normales de lluvias, han ayudado a la recuperación de algunos acuíferos.

Pero la situación ha cambiado en las dos primeras semanas de septiembre, donde se registra un 50 % de déficit de lluvias, con respecto al periodo histórico de este mes.

Como bien ha explicado el doctor González, ha habido eventos climatológicos que un poco dan la explicación del porqué estos fenómenos están sucediendo. Hay una cantidad importante de huracanes, ciclones que han estado surgiendo a partir de ondas tropicales que en condiciones normales hubieran llegado a nuestro territorio, pero estas ondas han evolucionado y se han convertido en ciclones y al convertirse en ciclones han ido transitando por la trayectoria donde los océanos están más calientes”, dijo.

En este momento los océanos tienen su mayor contenido de calor, y toda la parte norte de todas las islas del Caribe y en el mar Caribe, “que es la cuenca donde nosotros nos ubicamos, hay un poco menos de temperatura y eso han impedido que muchas de las ondas tropicales que normalmente vienen sobre nuestro territorio nos hayan depositado agua", explicó Milán.

El origen del bochorno

Esta condición climática, se ha mantenido, provocando mayor radiación solar y disminución de viento, lo que contribuye con la ola de calor “cosa que no es típica en este mes de septiembre".

Entonces la ausencia del viento, la radiación solar, con una cubierta vegetal humedad por toda la lluvia acumulada, hace que la atmósfera reciba transpiración, o sea el agua que procede de las plantas y el suelo, creando vapor de agua. Vapor de agua con radiación solar, crea condición de ambiente caluroso con sensación muy sofocante para el ser humano, porque es un calor muy desagradable”, dijo Milán.

Los expertos esperan que estas circunstancias sean temporales, tomando en cuenta que están formándose fenómenos en el Caribe.

El doctor González reiteró que el gobierno, a través de sus instituciones se encuentra vigilante ante la formación de los ciclones u otros fenómenos, tomando en cuenta viene el periodo más lluvioso, de acuerdo a las estadísticas históricas.

La segunda quincena de septiembre y el mes de octubre en Nicaragua, estadísticamente es la época en que más nos han golpeado huracanes. Ya señalaba el profesor Milán de que están ocurriendo una serie de fenómenos, en este momento tenemos dos fenómenos en el Caribe que se nos viene acercando. Por un lado tenemos que estar atentos a este tema del clima, a estos calores fuera de lo común, pero por otro lado no bajemos la guardia, hay que estar preparado”, dijo González.