La policía británica arrestó este sábado a un joven de 18 años, "una detención importante" vinculada al atentado que dejó 30 heridos la víspera en una estación de metro de Londres en plena hora punta.

"Hemos hecho una detención importante en nuestra investigación esta mañana", anunció Neil Basu, un responsable de las unidades antiterroristas de la policía, citado en el comunicado.

La policía del condado de Kent, en el sureste de Inglaterra, detuvo al sospechoso "en la zona portuaria de Dover", precisaron las fuerzas de seguridad.

La primera ministra británica Theresa May dijo que la bomba casera que explotó el viernes en el metro de Londres, con el saldo de 22 heridos, estaba fabricada para producir daños significativos.

El joven se hallaba en detención preventiva en un puesto de policía local, a la espera de su traslado "hacia una comisaría del sur de Londres", añadió.

El atentado –el quinto en seis meses en Reino Unido– ocurrió el viernes en un vagón de metro en hora punta, sobre las 8:20 am (hora local), en la estación de Parsons Green, situada en un barrio acomodado del suroeste de Londres.

El ataque fue reivindicado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI), aunque las fuerzas del orden aún no han indicado si esta organización pudo estar detrás del incidente del viernes.

Otras agencias internacionales de noticias reportaron que la primera ministra británica, Theresa May, anunció este viernes por la noche la decisión de elevar a "crítico" el nivel de alerta terrorista, lo que significa que un atentado puede ser inminente.

Con el aumento de la alerta a "crítico", soldados británicos prestarán ayuda a la Policía para reforzar la seguridad en puntos claves de Londres, como la red de transporte y los estadios de fútbol, ya que este sábado habrá jornada de la Premiership inglesa.