En un recorrido realizado por los medios del Poder Ciudadano este domingo, se constató que las brigadas de salud, acompañadas por los miembros del Poder Ciudadano de cada barrio, están librando la batalla de cara a garantizar la salud de las personas.

Mauricio Chinchilla, secretario político del barrio Carlos Núñez, en el Distrito II de Managua, indicó que por lo menos 4 equipos de brigadistas se dirigieron a los 7 sectores de su barrio para informar a la población sobre cómo destruir los criaderos del  mosquito transmisor del dengue.

“El objetivo es hablar con la población, concientizar a la población para eliminar los criaderos de sancudos, que boten los calaches que no les sirven, eliminarlos para poder erradicar el criadero de zancudo”, explicó.

Además indicó que el Poder Ciudadano está hablando con toda la población para que permita que los equipos de trabajo del Silais entreguen a fumigar y abatizar las viviendas. “Vamos a hablar con la población para que se le permita a los compañeros que llegan a fumigar que sean atendidos y que les abra las viviendas para que podamos eliminar los zancudos”, indicó Chinchilla, agregando que en la jornada de este fin de semana se extendería a unas mil 300 viviendas.

Por su parte el Doctor Esquivel, director del Centro de Salud Morazán, indicó que las autoridades de salud están preocupadas para controlar el dengue. “Se han hecho muchos esfuerzos en las jornadas de abatización, fumigación  y en este fin de semana estamos “echándole la vaca” a toditos los barrios con el Poder Ciudadano organizado, con  las instituciones del Estado para garantizar esta jornada”, explicó.

Comentó que desde el sábado se comenzó a trabajar en la mayoría de los barrios del Distrito II, como Las Brisas, Valle Dorado, Los Arcos, Linda Vista Norte, Linda Vista Sur, Los Martínez y Villa Guadalupe.

“En la jornadas, tratamos de convencer a la población y sensibilizar a la población sobre la necesidad de destruir criaderos, mientras haya criaderos hay mosquitos y mientras hay mosquitos se transmite el dengue”, reiteró.

“Si la gente toma conciencia de eso y empieza a identificar que  las cascaras de huevos, las tapas de gaseosas, que las baterías viejas,  que las llantas, entre otros, sirven de criaderos, el día que la población tome conciencia de eso nosotros vamos a evitar la reproducción del mosquito que es el que transmite la enfermedad”, agregó Esquivel.

Asimismo detalló que como distrito han visitado 11 mil 439 viviendas, en las que se destruyeron 8 mil 626 depósitos o criaderos y se cepillaron 2543 recipientes que contenían agua.  Durante la jornada se ha logrado impartir 11 mil charlas a la población.

Población comprende la importancia de eliminar criaderos


La reacción de la población ante la visita de las brigadas de salud del Silais es de satisfacción. En el barrio Carlos Núñez, los pobladores permiten que los equipos de trabajo del Silais ingresen al interior de las viviendas para destruir los criaderos y recibir las orientaciones de salud que garantizaran el bienestar de la salud de las familias.

Martha Blandón, pobladora del Carlos Núñez, agradeció la vista de los brigadistas y comentó que gracias a la atención que se le ha prestado al problema del dengue, ella y su familia se sienten seguras de que en su comunidad no se presentarán casos de dengue.

Horacio Pérez, padre de una pequeña familia, comentó que el Silais está cumpliendo con la población al enseñarle a identificar y destruir los criaderos. “Yo gracias a ellos he aprendido a lavar todos los días la pileta de agua, botar los calaches a la basura, mantener limpio y no dejar que el agua se acumule en cualquier cosa, eso ha permitido que mis hijos y yo nos mantengamos sanos, aquí en mi casa no hay zancudos”, afirmó Pérez.