La juez Noveno Distrito Penal de Audiencia, Indiana Gallardo, aprovechó la apertura de un proceso judicial en que están involucrados tío y sobrino, para brindar una brillante reflexión para fortalecer la unión familiar.

Las palabras de Gallardo se dieron luego de conocer la situación que enfrentan Ramón Ernesto Rivera y su sobrino Bismarck Mejía, que sufrió serias lesiones en su brazo izquierdo, producto de un tiro de escopeta calibre 12 que supuestamente le disparó su tío hace varias semanas.

El hecho se originó cuando Mejía llegó donde su tío a la finca Atahualpa, a solicitar el pago de diez mil córdobas por la venta de quintales de trigo.

No es posible que andemos peleando, la familia quiere decir unidad, la familia quiere decir amor, porque la familia siempre estamos en los buenos y malos momentos, para eso estamos la familia, por eso somos familia y debe prevalecer el respeto entre nosotros. A nuestros hijos hay que enseñarles que se deben respetar”, dijo Gallardo a los dos involucrados en el proceso judicial.

Lamentó que situaciones como la anterior ocurran entre los nicaragüenses y particularmente entre familiares.

Debemos pedirle a Dios ser buenas familias, debemos tener nuestros propios principios de lo que significa la familia, para qué somos familia, para cuidarnos, para protegernos, ayudarnos mutuamente en la enfermedad y cuando estamos bien también, para compartir los buenos y malos momentos, así que les hago ese llamado para que reflexionen”, recomendó la judicial.

Gallardo ante la gravedad de la lesión, decretó prisión preventiva contra Rivera y orientó juicio oral y público para los próximos días.

El Gobierno Sandinista, a través de sus instituciones junto con las iglesias católicas y evangélicas promueven una campaña de formación de valores, de amor, de hermandad y solidaridad entre los nicaragüenses, para evitar actitudes de violencia en los hogares.