Presidente-Comandante Daniel recibe Antorcha de la Libertad y la Unidad Centroamericana. 12 de Septiembre del 2017.


Palabras de María Fernanda Maltez Navarrete
Excelencia Académica de Managua
del Instituto Nacional de Ticuantepe

Comandante Daniel Ortega Saavedra, Presidente de l@s nicaragüenses, hago entrega de la Antorcha de la Libertad, la cual ha recorrido Territorio Nacional en manos de Estudiantes de la Federación de Estudian-tes de Secundaria.

Palabras de Marcos Torres
Estudiante del Colegio Naciones Unidas y Presidente de la Federación de Estudiantes de Secundaria del Distrito VI


Buenas tardes, Comandante Daniel; Compañera Rosario, Vicepresidenta de la República. L@s Jóvenes el día de hoy celebramos a la Patria en nuestros Nuevos Tiempos, con el privilegio de Seguir Haciendo Historia y alcanzando Victorias.

Celebramos a la Patria desde un Espíritu Creativo e Innovador, que nos permita lograr nuestros Sueños en esta Nicaragua, Linda, Bendita y Siempre Libre, con alto Compromiso, Energía y Esperanza, con motivación para Estudiar, Emprender y Prosperar; en Armonía y con Certeza en el Futuro.

En Celebración del 196 Aniversario de la Independencia de Centroamérica y 161 de la Batalla de San Jacinto, l@s Jóvenes el día de hoy estamos recorriendo la Antorcha Centroamericana de la Libertad, mientras pensamos en grande, y hacemos realidad la Patria que soñó Darío y nos heredó Sandino.

¡Que Viva la Juventud, que lleva en sus manos Antorchas de Libertad y Banderas Gloriosas de Prosperidad y Futuro!

¡Vivan l@s Estudiantes!
¡Viva la Patria!
¡Viva el Comandante Daniel!
¡Viva el Comandante Daniel!
Muchas gracias.
Palabras de Daniel

Buenas tardes, querid@s Estudiantes, querida Juventud nicaragüense, querido Pueblo de Darío y de Sandino... Hoy estamos recibiendo esta Antorcha que, como bien explicaba María Fernanda Maltez Navarrete, la que nos entregó la Antorcha, la Portadora de la Antorcha, María Fernanda... ¡la Antorcha Centroamericana de la Libertad!

María Fernanda, Excelencia Académica del Departamento de Managua, Estudiante del Instituto Nacional de Ticuantepe. Un Saludo para María Fernanda, y para el Instituto Nacional de Ticuantepe... ¡Felicidades!

Igualmente, saludamos a la Portadora de la Bandera de Nicaragua, Fernanda de los Ángeles Rocha Galo, del Colegio Hispanoamericano, y con la Bandera de la Federación de Estudiantes de Secundaria, el Estudiante del Colegio Filemón Rivera Quintero, Osvaldo Enmanuel Rodríguez Solís. También para ell@s, para Fernanda de los Ángeles, y para el Colegio Hispanoamericano, y para Osvaldo Enmanuel, y para el Colegio Filemón Rivera, nuestros Saludos.

Tiempos para seguir luchando por la Independencia de nuestra Región. Bueno, hace unos cuantos años, en el año 1821, nos los contaban nuestros Maestros cuando nosotros empezábamos a ir a la Escuela, y el que no iba a la Escuela se lo contaban sus Padres, las Familias, nos contaban de esta fecha... ¡1821!

En esa fecha se produjo una Declaración, una Declaración de la Independencia de Centroamérica... ¿De qué o de quién nos independizábamos? Bueno, con bastante cuidado, diría yo, estaba la duda si decirlo con toda la Fuerza, como lo quería el Padre Tomás Ruiz, aquel Sacerdote de Sangre Indígena, su Padre y su Madre Indígenas, que había logrado formarse como Sacerdote y luego como Abogado, y que empezó a levantar la Bandera de la Independencia, pero él decía: “La Independencia total de la Región Centroamericana”, tal y como lo habían proclamado el Cura Hidalgo allá en México, y Morelos también allá en México.

Y luego estaban los notables, que tenían el Gobierno de la Región allá en Guatemala, y entre los notables había españoles, y entre los notables había también criollos, hijos de españoles, que no querían la Independencia de España.

De ahí salió la Declaración de Independencia, en medio de esas inquietudes, en medio de esas indecisiones, incluso con la ausencia de algunas firmas de los Próceres. Cada quien firmó pensando a su manera, diría yo. El Padre Tomás Ruiz no hubiese firmado, porque él era y estaba por la Independencia total.

Pero además, qué iba a firmar si por esa lucha que él había levantado, siguiendo el ejemplo de Morelos y del Cura Hidalgo, de México, ya se había levantado allá con otros Patriotas Independentistas, se había levantado con toda la fuerza, y por levantarse con toda la fuerza, con el mismo impulso, con el mismo empuje de Hidalgo y de Morelos, lo metieron a la cárcel, ¡lo torturaron! Pasó 7 años en prisión.

Por eso, para nosotros él es un Prócer de la Independencia, un Luchador por la Independencia. No está entre los Próceres que firmaron porque, como les decía, había sido hecho prisionero, y él jamás hubiese firmado lo que ahí se firmó. Se firmó esa Declaración de Independencia de la Región Centroamericana que quedaba nadando ahí, “entre dos aguas” como se dice... ¡Nadando entre dos agua!

Pero esa es nuestra Historia... La Historia de la Región así nació formalmente, jurídicamente, legalmente. En medio de indecisiones nació esa Proclama de la Independencia de Centroamérica, y es la fecha que hoy estamos conmemorando. Y no voy a hacer toda la Historia Patria ahora, que la conocen bien tod@s ustedes, muchach@s, como fue después la Anexión del Imperio de Iturbide. Es la mejor prueba de que no se había logrado unir esfuerzos, de parte de los Centroamericanos, para definir una Independencia total.

Y hoy conmemoramos esa fecha, porque hasta ahí llegaron las Fuerzas, hasta ahí llegaron las Fuerzas, hasta allí llegó el pen-samiento, la decisión de los que firmaron esa Proclama de Independencia el 15 de Septiembre del año 1821.

Pero ahí está el origen de la Proclama de nuestra Independencia; es decir, se proclamó la Independencia y cada quien la en-tendió a su manera, y los que impusieron su fuerza, después de ese gran paso, fueron los que tenían el mayor poder heredado de España: los Criollos, los hijos de los españoles. No fueron nuestros Antepasados Indígenas, que buena parte de ellos ya habían sido exterminados, o sometidos a prácticas de trabajo, esclavos, o trasladados como fuerza esclava hasta el Perú... ¡No fueron ellos!

El Padre Tomás Ruiz, ese Indio con una gran formación como Sacerdote Católico, pero con un Pensamiento donde él quería y proclamaba la Independencia a favor de los Indios, a favor del Pueblo, a favor de los Trabajador@s, marcó una Ruta.

Y hoy que esta Antorcha recorre la Región Centroamericana de manos de Estudiantes de todos los Países que en aquel momento proclamamos la Independencia, nuestros Antepasados proclamaron la Independencia, esta Antorcha está recorriendo una Región que sigue luchando por la Independencia... ¡Seguimos luchando por la Independencia!

Y la Independencia, como tod@s ustedes saben, Herman@s nicaragüenses, Familias nicaragüenses, Estudiantes, pasa por el desarrollo de un Pueblo, el desarrollo de una Nación, de forma integral, donde se logra erradicar totalmente el Analfabetismo, donde la Educación se va multiplicando en toda

la Juventud, desde la Niñez, hasta las Carreras Técnicas, Universitarias.

La Independencia significa que va a de-saparecer la Extrema Pobreza, el Hambre, la Miseria, y la Pobreza. Mientras existan pobres, en Nicaragua, en nuestra Región, mientras existan pobres, y gente que muere de frío, como decía Darío, en las grandes Ciu-dades de los Estados Unidos, porque ahí también Miseria, hay Pobreza; bueno, la Humanidad, el Planeta, no podemos ser inde-pendientes.

Estamos en la Lucha por la Independencia, y estamos avanzando en esta Lucha por la In-dependencia, que es lo más importante. Cada día que pasa fortalecemos más las bases de la Independencia de nuestro Pueblo, y de los Pueblos de nuestra Región, con Educación, con Trabajo, con Salud, con Deporte; es decir, con una mayor integración del Pueblo, de la Juventud, a lo que es la Creatividad y el Quehacer de la Especie Humana, construyendo en todos los campos, y siendo, sobre todo, Solidari@s.

O sea, para que la Independencia pueda caminar, en la Familia tiene que haber Solidaridad, en el Barrio tiene que haber Solidaridad, en la Comunidad tiene que haber Solidaridad, en la Comarca tiene que haber Solidaridad, en la Gran Familia Nicaragüense tiene que haber Solidaridad, y tenemos que seguir fortaleciendo y desarrollando la Solidaridad, la Hermandad entre los Pueblos Centroamericanos, hasta alcanzar, más que la Integración que es el Proceso que actualmente vivimos, un Proceso de Integración donde todavía nos dividen las fronteras.

Tendremos que dar el salto hacia ese Plano Superior de Relación y Relaciones entre nuestros Pueblos, en los que desaparecerán las Fronteras y seremos un solo gran Pueblo Centroamericano. Y seremos más Fuertes, para seguir alcanzando esos grandes objetivos que acaben con el Hambre, con la Pobreza, con la Miseria, y que le den Bienestar y Dignidad a todas las Familias de la Región Centroamericana, y Bienestar, Dignidad y Esperanza a la Juventud Centroamericana.

Esa es la Fuerza que trae esa Antorcha, trae la Fuerza del Compromiso, de la Solidaridad, de lo más Noble que tienen los Pueblos que es la Juventud, y es la Juventud la Portadora de esta Antorcha a lo largo del Territorio Centroamericano.

¡Que Viva la Independencia de Centroamérica!