Las historias de éxito no son solamente aquellas que resaltan el valor de nuestro connacionales al exterior, sino también historias de vida de ciudadanos extranjeros que sueñan a nuestra Patria y que desde su Región nativa,  donde producen alimentos altamente calificados, apuntan a invertir en nuestro País.

Este es el relato de dos jóvenes empresarios de la Región Umbria, Italia,  que durante un conversatorio sostenido con nuestra Embajadora en Roma, compañera Mónica Robelo traen sus mensajes positivos.

Graziano y Giordano, dos jóvenes de 44 años conocen a Nicaragua 3 años atrás. Su sueño es llevar los productos agroalimentarios que ellos mismos producen, a nuestra tierra. El crecimiento económico, los índices de seguridad, la oferta turística de calidad, son las claves que les permiten y les animan a invertir, entrando en poco tiempo en las grandes cadenas hoteleras y resorts que dinamizan nuestro turismo.

El sueño no es solamente italiano, ya que en esta iniciativa emprendedora participan nuestros connacionales.

Graziano y Giordano creen mucho en la responsabilidad social de la empresa, fruto de una cultura que sus padres les han heredado. Por ello, el proyecto emprendedor , aunque no sea de grandes dimensiones, apunta a reinvertir en nuestro territorio. El respeto del territorio, de la gente, de su cultura, es un valor esencial , por ello, según expresan “es importante poder restituir a este pueblo que nos ha acogido el fruto de nuestro trabajo conjunto”.

Esta experiencia representa también un intercambio cultural. “No podemos olvidar que estamos en un mundo globalizado y no  mirar más allá de nuestro jardín”, afirman. “La riqueza de nuestro trabajo radica en lo humano, en las relaciones que logramos construir con este pueblo extraordinario”, añade .

Estos dos jóvenes serán testigos de la experiencia positiva que están viviendo en nuestro país, en ocasión de la misión publico privada. Son la pequeñas y medianas empresas  las que convierten los sueños en realidad.