Con una misa desarrollada en la Iglesia La Merced de Managua fue conmemorado el primer aniversario de la partida física del Ingeniero René Núñez, quien al momento de iniciar su tránsito a la inmortalidad, fungía como presidente de la Asamblea Nacional.

En la ceremonia religiosa participaron familiares, amigos, miembros del Congreso nicaragüense y funcionarios de las instituciones de gobierno.

El Padre Antonio Castro, encargado de celebrar la homilía, indicó que el aniversario fue vivido con un espíritu de fe, alegría y optimismo.

Sabiendo nosotros que el cuerpo de René, sí, no lo tenemos, pero que sí, su pensamiento, sus valores cristianos, civiles, revolucionarios, están presentes siempre. Eso no se muere ni se apaga y tendrán que mantenerse siempre vivo porque eso no muere”, dijo.

Al mismo tiempo reafirmó que en este primer aniversario se sigue reafirmando el compromiso de continuar los valores que le fueron heredados por Dios y que René a su vez, supo repartir a las generaciones presentes y futuras de nicaragüenses.

Su familia está muy fortalecida, muy consolada, muy llena de esperanza, más consolidada en el amor y en la unidad familiar. No solamente la familia biológica sino con la familia de este pueblo, familia de Nicaragua, de la revolución de todos sus proyectos de vida”, afirmó.

En ese sentido, el diputado sandinista Edwin Castro, reiteró que con la usencia física de René, no significa la ausencia del ejemplo que demostró durante su comprometida vida.

Un año que no tenemos ya aquí personalmente a René, sin embargo su capacidad de militante sandinista, su trabajo en la Asamblea Nacional, su trabajo en la reconciliación, en la paz, en la profundización de la democracia desde el sandinismo se sigue sintiendo y se sigue haciendo aquí en Nicaragua”, dijo.

Destacó además su pertenencia al diálogo y la reconciliación tal como lo fuera su hermano Carlos Núñez. “Fue un hombre de conformación del legislativo en Nicaragua y seguimos en esa trayectoria, seguimos en ese camino que René trabajó, que René señaló y que René entregó su vida a esa militancia sandinista como el siempre decía que era lo más importante en su vida”, expuso.