El Movimiento Cultural Leonel Rugama, la Promotoría Solidaria y las familias de Villa Canadá, dieron por iniciada las celebraciones patrias con un colorido festival en el que los niños y sus padres disfrutaron de actividades recreativas, así como de las ocurrencias de los payasos, la adrenalina generada en los Brinca-brincas y las piñatas.

Cindy Cruz, miembro de Promotoría Solidaria, destacó que “hoy hemos venido a compartir con las familias de este sector con un rato de alegría y de festejo en honor a la patria, lo más importante es que propiciamos un espacio de amor entre padres e hijos porque realizamos dinámicas en las que ambos se ven involucrados, además obsequiamos globos, dulces y sobre todo alcanzamos hacer feliz a la niñez”.

La alegría se refleja en los rostros de los niños, quienes se abocan a los payasitos para que les realicen dibujos en sus rostros o bien ser partícipes de las dinámicas en las que no solo se promueve el baile sino la destreza al momento de cumplir un reto.

“Me gusta venir al parque porque los payasos son divertidos, nos tratan bien, nos regalan globos, dulces y quebramos piñatas. Siempre que hacen estas actividades mi mamá nos trae para que pasemos un rato alegre”, dijo el pequeño Santiago Ruiz.

No solo los pequeños protagonizan el festival, los padres también, así lo manifestó Carmen Zepeda. “Este tipo de actividades son un espacio en el que toda la familia se divierte, es una buena iniciativa del Gobierno porque en este barrio vivimos muchas familias humildes y de escasos recursos y cada vez que nos traen actividades de este tipo, nosotros las disfrutamos al máximo”, señaló.

feria

feria