La Cámara de Urbanizadores de Nicaragua (CADUR) y los responsables de las obras, inauguraron el nuevo proyecto habitacional Altos de Xochitlán, que contempla la construcción de un complejo conformado por 30 viviendas, ubicadas en el kilómetro 10.5 carretera hacia Masaya.

La iniciativa surge a través de la demanda de las familias nicaragüenses y la gran aceptación que han alcanzado en el país las viviendas con un modelo de estructura vertical, las que cuentan a su vez con modernos espacios y las áreas necesarias para garantizar el confort.

Héctor Lacayo, Presidente de Cadur señaló: “Este tipo de viviendas han sido muy apetecidas y demandadas, creemos que Altos de Xochitlán cuentan con una visión de desarrollo para las familias. El concepto de viviendas townhouse, se está posicionando en el país, al igual que las casas de interés social, las que pretendemos colocar más de cinco mil en todo el año”, destacó.

La estabilidad económica y la seguridad jurídica, son factores que contribuyen al desarrollo de más proyectos habitacionales, manifestó Shardin Dimas, Directora Comercial de Altos de Xochitlán.

Hemos avanzado en la inversión que contempla las obras urbanísticas en esta zona, la cual es una de las de mayor demanda para vivienda, cumplimos con requisitos planteados por las familias y cada lote cuenta con una extensión de 400 varas cuadradas, viviendas amplias. Las familias son las que sugieren los productos y mientras exista demanda, las inversiones aumentan y por ende se genera más empleo lo cual da lugar a contar con un buen ambiente para los inversionistas”, afirmó.