Unos 15 brigadistas del Centro de Salud Sócrates Flores, visitaron casa a casa el barrio Bóer del Distrito II capitalino, para continuar con el plan de lucha anti epidémica que se ejecuta en todos los barrios de forma rutinaria cada semana.

Los días viernes y sábados estamos en la comunidad para realizar las visitas de sensibilización y recordarle a la población que debemos eliminar los criaderos del mosquito en recipientes no útiles”, expresó el doctor Freddy Suárez, responsable de epidemiología del Centro de Salud Sócrates Flores.

Mencionó que los recipientes útiles hay que tenerlos tapados y lavarlos con cepillo dos veces por semana, mantener el abate y siempre permitir a los compañeros de fumigación entrar a sus casas para que realicen el rociado.

Asimismo, dijo que el objetivo se ha logrado, pues la gente tiene ya una conducta diferente y saben que cuando estén con los síntomas de alguna enfermedad deben acudir a su centro o puesto de salud más cercano.

Doña Clara Nimia Orozco dijo que cuando pasan fumigando ella siempre los hace pasar porque eso es bueno y cuando llegan a visitarla siempre mantiene aseado, eso le ha permitido vivir sanamente.

Vivimos aseados, porque lo principal es vivir aseado en su casa”, indicó doña Judith Auxiliadora Zamora.

Manifestó que entre las recomendaciones que le fueron dadas están, el de limpiar las casas unas tres veces a la semana y en caso que se presenten algunos síntomas como calenturas, dolor de estómago asistir al Centro de Salud.

Recomendaciones sobre la conjuntivitis

Como recomendaciones preventivas el doctor Suárez dijo que hay que tener mucho cuidado, sobre todo en las viviendas donde hay un conglomerado de familia, por lo que el lavado de manos es una de las acciones más eficaces, siempre andar una toalla y pañuelo limpio o bien una toalla desechable para secarse las lágrimas, en caso que haya secreciones. Sobre todo, no tocarse los ojos con las manos sucias.