“Tuvimos un año muy positivo en cuanto al incremento de las operaciones con la carne, que tuvo un incremento importante en la primera mitad del año y luego vimos unos resultados positivos con otros rubros que tuvieron un efecto importante y los demás se mantuvieron estables”, aseguró Arévalo.

Subrayó como importante el respaldo que recibió el sector agropecuario en este 2012 de parte de las autoridades del Gobierno Sandinista, lo que permitió ayudar a ese incremento del 13 por ciento en las transacciones de la BAGSA.

También destacó de gran interés del sector, los acuerdos que permitieron aprobar en la Asamblea Nacional la Ley de Concertación Tributaria, que deja intacto los beneficios al sector agropecuario.

“En esta ley se establecen más o menos los mismos términos para los productores en términos de la retención definitiva y el régimen de retención establecido para las transacciones en la bolsa y con la esperanza de que la ampliación de la lista de producto traiga mayores beneficios para el sector agropecuario”, apuntaló Arévalo.

Indicó que las perspectivas futuras son muy buenas, dado que los diferentes rubros agropecuarios están pasando por una estabilización de los precios a nivel internacional y por ende tendrá repercusiones a nivel local.

“Yo creo que eso nos va a traer un mercado bastante estable y no vemos grandes crecimientos por precios y con solo hecho el hecho de que podamos estabilizar los mercados es una gran cosa, porque tuvimos buenos años. Creo que el año que viene podremos esperar un crecimiento cercano al diez por ciento en las transacciones en la bolsa que es un buen crecimiento en relación con la realidad de los precios internacionales”, concluyó Arévalo.