La firma Levada Center, considerada la mayor encuestadora independiente de Rusia, dijo que dijo que Putin, del partido Rusia Unida, cuenta con los votos de entre  63 a 66 por ciento de la población convocada a los comicios.

Este porcentaje ubica al aspirante muy por delante de su rival más cercano, Guennadi Ziugánov, del Partido Comunista.

En otras encuenstras como la del Centro de Estudio de la Opinión Pública (VTsIOM, por sus siglas en ruso), los otros tres candidatos, el ultranacionalista Vladímir Yirinovski, el multimillonario Mijaíl Projorov y el socialdemócrata Serguéi Mirónov, conseguirán el 9,4 %, el 8,7 % y el 7,7 %, respectivamente.

En el año 2000, Putin ganó un 53 por ciento de los votos y en 2004 ganó el 71 por ciento de los votos, según resultados oficiales.

Su sucesor, Dmitry Medvedev, ganó el 70 por ciento de los votos en 2008, cuando Putin se le prohibió  seguir por los límites constitucionales.

Quieren elecciones limpias


El número dos del Gobierno ruso, Ígor Shuválov, dijo que Putin nececita que las elecciones sean "lo más limpias posible".

"El candidato Putin necesita que estas elecciones sean lo más limpias posible, ya que requiere un mandato para el cambio y ello es posible sólo si la gente vota realmente por él", dijo el viceprimer ministro.

Shuválov admitió que hay "gran descontento" con los resultados de las elecciones parlamentarias de diciembre pasado,

"Debemos extraer lecciones de esto; actuar de tal manera que los resultados de las elecciones del 4 de marzo no susciten ninguna duda", señaló.