Un agente de policía de Houston , ciudad que se encuentra sumergida en las aguas por las fuertes lluvias del ciclón Harvey, murió cuando trataba de ir a trabajar en su vehículo, informó hoy el jefe de ese cuerpo, Art Acevedo.

El fallecido era el sargento Steve Perez, que llevaba 34 años en el cuerpo de policía y que iba a cumplir 61 años en dos días, detalló Acevedo.

Según el relato del jefe policial, el agente salió de su casa con su vehículo en la madrugada local del lunes, pero la gran cantidad de agua le impidió llegar a la comisaría en la que estaba destinado en el centro de Houston.

Dos horas después, puso rumbo a otra comisaría, pero no se dio cuenta de que una parte de la carretera estaba hundida.

Su coche se hundió entre las aguas y el sargento, que no pudo abrir las puertas del vehículo y salir a la superficie, falleció.

El departamento de policía local encontró su cuerpo horas después, una tarea que no fue fácil debido a que la ciudad registra unos niveles récord de acumulación de agua.

"Tuve el honor de ir a casa de su familia y decirle a su señora que su esposo murió haciendo lo que se había dedicado durante años", señaló Acevedo, quien entre lágrimas alabó la valentía del agente.

Por el momento, las autoridades locales han confirmado en todo Texas la muerte de una decena de personas.

Siete de ellas han fallecido en el área de Houston, una de las zonas más pobladas de Estados Unidos con 6.5 millones de personas y donde las lluvias han provocado "catastróficas inundaciones".

Ya convertido en tormenta tropical, Harvey es el huracán más potente en llegar a Estados Unidos desde 2005 y a Texas desde 1961.