“La navidad es un tiempo para disfrutar en familia, es el momento para reflejarnos en la sagrada familia de Nazaret, que tanto de María tienen nuestras madres, que tanto de San José en cuanto a la responsabilidad tiene los padres y que papel estamos jugando los hijos, porque también tenemos obligaciones como; estudiar y ser responsables”, dijo al momento de compartir con este medio, el fraile de los Franciscanos en Juigalpa.

El religioso afirmó es imposible arrebatar “la magia” a la navidad, “por el hecho mismo de recordar que un día hermoso en la historia de la humanidad nació Jesús, eso nos mueve a celebrar”.

Por tal motivo, el 24 de diciembre en noche buena, se prepara para la natividad del señor el 25, como el 07 de diciembre la gritería, primera víspera y el 08 la inmaculada Concepción de María, indicó.

Avelar insistió que vale la pena resaltar simbolismo de este tiempo, para que el mismo también nos invada, como los adornos, la corona de adviento, el arbolito y el nacimiento, pero no sólo en el exterior, sino también en el interior.

“Celebrar la navidad con una cena de familia, invitando a compartir a la solidaridad, contribuir haciendo feliz a los demás, el compromiso no es de un día, el compromiso es de todos los días, cada mes, cada año”, apuntó.

Al concluir, el fraile agregó que hacer feliz a los demás, no es una practica exclusiva de la navidad.  “Debemos estar inspirados en el señor Jesús, así podamos crecer en solidaridad, recordando las palabras de Mateo, ‘tuve hambre, estuve enfermo, encarcelado, desnudo y tú me ayudaste, cuando lo hiciste con ellos, conmigo lo hiciste, eso es todo el año y con este ejemplo podemos iluminarnos’”, concluyó.