La funcionaria, explicó también que están trabajando principalmente con los niños que venden en las calles, como los que venden caramelos, tortillas, los que lustran, los que trabajan en las rastras en la Libertad y Santo Domingo.

Lo que pretenden es hacer conciencia en los padres de familias y lograr que los pequeños asistan al sistema escolar, ya han avanzado grandemente, aseguró.

También se esta dando acompañamiento a la consejería de familia, capacitando a los consejeros para que garanticen el seguimientos en las comunidades.

“Hemos tenido muchos obstáculos, uno de estos es falta de interés por parte de los padres de familias de las comunidades, falta de materiales, recursos humanos y de transporte, también la resistencia de la población al cambio”, marcó.

Explicó, que las proyecciones en los programas del gobierno, para el próximo año, tienen articular las tres instituciones (Ministerio de Salud, Educación y Ministerio de la familia), en un sólo sistema de bienestar social para atender a las familias, aumentar la atención a las familias de todas las comunidades a través del programa amor para los más chiquitos, contar con recursos humanos y materiales.