En Chichigalpa la juventud progresa de la mano de los programas socio productivos que promueve el Frente Sandinista, desde la alcaldía en alianza con el gobierno.

Lo anterior es fácilmente comprobado con los 1,227 egresados que han logrado concluir sus estudios en la Escuela Tecnológica “Mayra Rocha” y de la Escuela de Oficios “Ulises Pineda”.

De este total 875 son mujeres y 352 hombres. Estos chichigalpinos en su gran mayoría están emprendiendo sus propios pequeños negocios o están laborando en otros centros de trabajo ya establecidos.

Chichigalpa es un municipio de progreso. El comercio, los negocios de servicios y la producción de alimentos, es parte de su economía que cada día crece y esos logros se han alcanzado en unidad, con mucho esfuerzo y en alianza con todos los sectores.

En los próximos años se debe mantener esa misma línea y fortalecerla, algo que está contemplado por los candidatos de la alianza Unida Nicaragua Triunfa, encabezada por la compañera Fanny Zambrana.

Además de los ya conocidos programas Usura Cero, Calles para el Pueblo, Casas para el Pueblo, Bono Productivo, que también han logrado reducir la pobreza en Chichigalpa, las escuelas tecnológicas y de oficios se mantendrán como una prioridad.

Hombres y mujeres han logrado insertarse a la economía local después de haber aprendido los oficios de manicure y pedicura, elaboración de productos de pastelería, elaboración de bolsos y mochilas, decoración y embellecimiento de uñas, conversación y cocinado de alimentos, así como carreras técnicas de diseño gráfico, inglés, programación de computadoras, internet y uso de las redes sociales.

Desde el 2014 se vienen realizando estos cursos y en lo que del año se han atendido 80 compañeros de todos los barrios y comunidades de Chichigalpa. Queremos estimular el emprendimiento a través del conocimiento de los oficios y el de mayor demanda es la decoración de uñas y el trabajo de manualidades. Estas mujeres y hombres después queremos que emprendan sus propios negocios, una prioridad del programa del FSLN”, dijo Zambrana.

La fórmula del FSLN en Chichigalpa está trabajando fuertemente en promover y fortalecer cada uno de estos programas, para que la juventud y familias en general tengan opciones económicas, a las ya tradicionales.

Ya hay en nuestro municipio lugares donde se elaboran piñatas, antes las traíamos de otros lados, también hay pequeños negocios de decoración de eventos, la gente ya ha puesto sus pequeñas floristerías, pequeños negocios y también el trabajo a domicilio”, mencionó la compañera Fanny, que encabeza la fórmula del pueblo de Chichigalpa.

María Inés Norori, es un mujer chichigalpina que ha logrado muchas victorias, primero logró graduarse de primaria y secundaria, modalidad que estudio gracias a la oportunidad que le brindó el gobierno, pero ahora quiere emprender su propio negocio de manualidades.

En mi juventud nunca hubo oportunidad de aprender estos proyectos tan lindos, pero ahora le doy gracias a Dios que estoy aprendiendo esta artesanía tan bella, estos programas son tan bonitos que nos ayudan a creer en nosotras mismas y queremos crecer”, menciona María Inés, quien sueña con poder tener su negocio de manualidades.

Todos los días en horas de la tarde, esta mujer visita la escuela de oficios, para aprender y poder prosperar en un futuro inmediato, porque se siente muy convencida de lograr graduarse. María Inés está concluyendo el curso de tela y bordados.

Isabel Cuadra es una jovencita de apenas 16 años, está aprendiendo el arte de decorar uñas. Por la mañana asiste a sus clases de secundaria y en la tarde aprende en la escuela de oficio. Tiene metas claras, quiere ganar su propio dinero para ayudarse en sus estudios universitarios.

Quiero aprender para poder salir adelante y ayudar al país, quiero tener un oficio para contribuir a la economía de mi hogar, además para ayudar a otras mujeres a verse guapa. Quiero tener mi propio salón y brindar este servicio a la clientela”, refiere Cuadra, mientras hace su clase práctica con otra estudiante de la escuela.

Casa Materna, un espacio de vida y de amor

Pero en Chichigalpa no solamente hay espacio para aprender carreras técnicas o un oficio, también hay lugares de convivencia, de amor y sobre todo del cuido de la vida. La Casa Materna es uno de esos sitios, donde las mujeres embarazadas son cuidadas y protegidas.

Carolina Parrales, licenciada en enfermería desde la inauguración de esta casa materna, está trabajando exitosamente, pues cuenta que decenas de mujeres que han logrado salir victoriosas y convertirse en madres.

Aquí se les da atención las 24 horas, se les cuida con esmero, cariño y amor. Este es un lugar de reposo, se les hace chequeo ginecológico y se les está chequeando de forma general en cada momento, para cuando llegue el parto son trasladadas hacia el hospital”, citó Parrales, valorando esto como un gran esfuerzo de amor que realiza el gobierno, pues se han reducido grandemente las muertes maternas y de los bebes.

Entre estas mujeres que reciben ese amor solidario, está Marisol Contreras, que tiene 4 días de estar en la Casa Materna. Ella vive en Los Laureles, una comunidad rural de Chichigalpa y como tiene que buscar el hospital, lo quiere hacer lo más cerca posible.

Aquí nos brindan una atención esmerada, el cuidado es mucho mejor del que tenemos en la casa, aquí estamos en completo reposo. Aquí nos dan la mejor y mayor atención, por eso digo que es una buena idea promover las casas maternas y por eso estamos contentos”, señaló Contreras.

A los tres meses de embarazo esta joven recibió la noticia, que su estado era de riesgo, que debía cuidarse, por tanto desde el centro de salud le vienen dando un seguimiento exhaustivo, que ahora es garantizado por la Casa Materna de Chichigalpa, que ya ha atendido en dos años unas 400 mujeres.