Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, quien recientemente arribó a sus 43 años de vida sacerdotal, confirmó este domingo a veinte jóvenes, en el contexto de las Fiestas en honor a San Agustín y Santa Mónica.

“Me alegra haber compartido esta Eucaristía en la cual se han confirmado estos jóvenes que durante más de 6 meses vinieron trabajando en una catequesis, y ahora se convierten en verdaderos discípulos, testigos y misioneros de Jesucristo”, expresó el Arzobispo de Managua.

Los jóvenes pertenecen a la Parroquia San Agustín, ubicada en Altamira (Managua), iglesia donde el Cardenal Brenes fue párroco en 1989 y 1990.

"Es muy hermoso regresar ahora (a este parroquia), después de ser un presbítero. Para mí ha sido una experiencia muy hermosa porque recorriendo cada una de las parroquias, siento que cada una de ellas aportó algo en mi vida”, dijo.

El líder religioso, recordó que el pasado 16 agosto cumplido 43 años de vida sacerdotal, y de esos años, una parte la pasó en esta Parroquia de San Agustín.

“Me siento dichoso de recibir el cariño de mis hermanos Obispos, e igualmente de los Sacerdotes de Managua y Matagalpa, donde estuve 13 años y medio. El Papa dice siempre cómo nos fortalece la oración, fortalece la amistad y del cariño de todas las familias”, atinó.

El Cardenal Brenes agradeció a todas las familias que colaboraron con él para llevar adelante la Evangelización, y dijo sentirse satisfecho de ver a toda una comunidad bien dinámica y sobretodo sentir las muestras de cariño y afecto.