El paso del huracán Harvey por la ciudad costera de Rockport, en Texas, EE.UU., se cobró la vida de tres personas y dejó más de 12 heridos, confirmó este sábado el alcalde Charles C.J. Wax en una rueda de prensa y bomberos locales.

Harvey es el huracán más poderoso en golpear el estado de Texas en más de 50 años y avanzaba lentamente sobre territorio estadounidense, generó lluvias torrenciales que amenazaban con provocar inundaciones catastróficas, pese a que perdió fuerza tras tocar tierra.

Fue degradado a ciclón de Categoría 1 la mañana de este sábado y continuaba debilitándose en su curso hacia el sur de Texas, con vientos máximos sostenidos de 121 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos. 

Compañías eléctricas de Texas dijeron que casi un cuarto de millón de clientes estaban sin energía.

Residentes y personal de asistencia en emergencias aún permanecían a resguardo, lo que impedía medir con precisión la magnitud de los daños.

Harvey se degrada a tormenta tropical 

Harvey se degradó a tormenta tropical al registrar vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora (65 m/h), aunque sigue constituyendo un ciclón peligroso, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

El ojo de Harvey se halla a 70 kilómetros al oeste-noroeste de Victoria y a 95 kilómetros al este sureste de San Antonio,en Texas, en la que se pide a las personas evacuación obligatoria. 

Se espera que Harvey, que registrará un "debilitamiento adicional" en las próximas horas, produzca hasta el próximo jueves acumulaciones de lluvia de hasta 76 centímetros, aunque en algunas zonas aisladas costeras esta cifra podría alcanzar los 101 centímetros.