El gobernador de Texas, Greg Abbott, ha extendido este sábado la declaración de desastre a 50 condados del estado al paso del huracán 'Harvey', recientemente degradado a tormenta tropical. Además, al menos una persona murió tras el devastador pasaje del huracán Harvey, según un juez.

Abbott, en rueda de prensa, ha indicado que el estado va a movilizar a más de 1.800 militares para ayudar con las tareas de rescate y desescombro, que se unirá al actual despliegue de más de 1.000 personas involucradas en tareas de salvamento.

Aunque Abott no ha informado sobre el número de víctimas mortales, un juez ha señalado que al menos hay una persona que habría fallecido. Abbott, por su parte, ha descrito la situación tras 'Harvey' como "dramática" ante la crecida de las aguas, que ha obligado a la evacuación total de las localidades próximas al río San Bernard.

El fallecido es "una persona que quedó atrapada en el incendio de su casa durante la tempestad", dijo a la prensa el juez C.H. "Burt" Mills del condado de Aransas, en la costa texana. Informó además que se registraron al menos una decena de heridos leves, sin dar mayores detalles sobre ello.