Al pie de la tumba donde descansan los restos del maestro Luis Abraham Delgadillo, en el Cementerio General de Managua, las autoridades edilicias le rindieron homenaje a este músico nicaragüense, autor de la melodía que acompaña la letra de nuestro himno nacional.

La Secretaria del Concejo Municipal, compañera Reyna Rueda; el director de Patrimonio Histórico, Clemente Guido; el director del Museo de la Música; Donald Chamorro; y estudiantes del colegio Panamericano, depositaron una ofrenda floral en la tumba del maestro Delgadillo, considerado el más destacado compositor clásico de Nicaragua.

En el homenaje la municipalidad hizo entrega al Museo de la Música, la batuta que en múltiples ocasiones utilizó Delgadillo cuando dirigió la orquesta sinfónica de Nicaragua. Igualmente se hizo entrega de cinco fotografías en blanco y negro, donde se ve al músico en diversos momentos.

La batuta y las fotografías en un primer momento, fueron entregadas por el propio Delgadillo a Lolita Soriano, nombrada en esa época la Madrina de los Músicos. Posteriormente la familia de Soriano, entregó los objetos a Patrimonio Histórico y ahora es entregado al Instituto Nicaragüense de Cultura, para que sean mostrados en el museo de la música.

Luis Abraham Delgadillo nació en Managua un 26 de agosto de 1887, y fue becado para realizar sus estudios en Milán, Italia.

"A principios del Siglo 19 le cambió la tonalidad a Mi Bemol Mayor al Himno Nacional “Salve a ti”, escrito por el poeta Salomón Ibarra Mayorga, para que pudiera ser cantado por los niños, ya que antes se cantaba en Sol Mayor correspondiente al tono de un salmo litúrgico español", destaca una nota de prensa de la municipalidad.

Delgadillo creó diversas obras inspiradas en el folklore nicaragüense, destacándose temas relacionados con el nacimiento del Niño Dios y las Purísimas.