El Barómetro Mundial del Turismo 2017 de la Organización Mundial de Turismo (OMT), ubicó a Nicaragua en el puesto 8 del ranking de los 10 países con mayor crecimiento en la recepción de turistas.

Esto para nosotros es satisfactorio, nos llena bastante de alegría recibir este tipo de noticias, a parte que nosotros hemos estado trabajando junto con el gobierno y el INTUR en términos de promoción, diversificación de productos, eso quiere decir que todo este trabajo está dando resultado”, expresó Antonio Armas, presidente de la Asociación Nicaragüense de Turismo Receptivo (ANTUR).

Agregó que la estabilidad económica produce estos resultados que lleva a pensar a los inversionistas no solo invertir en empresas, negocios sino en propiedades y el mecanismo de diálogo y consenso está dando resultados también.

Leonardo Torres, presidente de la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (CANTUR), aseguró que “esto viene a ratificar lo que CANTUR, sector privado y Gobierno con el INTUR hemos venido estableciendo las metas”.

Dijimos U$700 millones (ingresos) al finalizar 2017 y estoy seguro que lo vamos a lograr. Dijimos un millón 600 mil turistas receptivo, estoy seguro que lo vamos a lograr”, enunció Torres.

Las cifras de estadía promedio reflejan que el tiempo de pernoctación ha aumentado casi a 11 días y al cierre de 2017 se podría llegar a 12 días. Asimismo, en el gasto promedio diario, el cual estuvo en una máxima de 43 dólares, actualmente está en 45.6 dólares, la expectativa es cerrar el año con 48 dólares.

Torres mencionó que se debe continuar trabajando en el Modelo Alianza, Diálogo y Consenso para diversificar la oferta turística, mejorar la calidad de los servicios y trabajar más en el turismo rural sostenible que tiene un gran potencial, “eso nos va a mantener en las tasas que estamos teniendo. El producto turismo sigue siendo el mayor generador de divisas de Nicaragua”, acotó.

Asimismo, Armas mencionó que el reto está en seguir mejorando la calidad del destino y producto, mejorar en cuanto atención al cliente, empezando desde la academia y escuelas de turismo e idiomas, junto con el sector privado y público.