Hasta hace más bien poco tiempo, cuando se hablaba acerca de los ataques dañinos de malware contra los usuarios, la gran mayoría de los mismos estaban dirigidos únicamente a las plataformas basadas en dispositivos con Windows, aunque parece que la cosa está cambiando de manera sustancial.

Decimos esto debido a que un nuevo estudio ha demostrado que los ataques contra otros sistemas alternativos como es el caso de MacOS o Android están aumentando rápidamente.

De hecho en este informe se revela que el ransomware contra los equipos basados en el software de Google, Android, ha aumentado más del 100% en el segundo trimestre de lo que llevamos de 2017, mientras que el malware en los equipos Mac este año está más alto que nunca.

Decir que ambas plataformas son vulnerables a aplicaciones con malware, muchas de las cuales pasan antes por los procesos de revisión de las correspondientes tiendas oficiales, aunque ambas están plagadas en muchas ocasiones de programas potencialmente peligrosos y no deseados.

A pesar de todo las tácticas que los atacantes emplean para infectar cada plataforma con software malicioso es diferente, algo fundamental si pretenden tener éxito en sus acciones, aunque con el paso del tiempo estos van encontrando nuevos métodos.

Entre los más destacados podemos hacer una mención especial al ransomware que bloquea la pantalla en dispositivos basados en Android, algo cada vez más extendido en todo el mundo. Sirva como ejemplo el ransomware Jisut, que supuso casi el 60% de todas las detecciones de este tipo en la plataforma de Google.

Y es que hay que tener en cuenta que este formato de malware en concreto aumentó solo en Android un 137,8 % en el segundo trimestre de 2017 con respecto al primero.
Por otro lado y si nos referimos a la llegada de malware en general a este sistema para dispositivos móviles, ha sufrido un aumento del 10,3% en el segundo trimestre del año, de nuevo con respeto al primero.

De este modo los troyanos representan el 48,4% de las detecciones de malware de Android en la primera mitad de 2017. Por otro lado y si nos referimos a la descarga de aplicaciones maliciosas, este tipo de ataques ha aumentado un 2,2% y representa el 47,1% de las detecciones de malware en Android en los primeros seis meses del año.

El malware es cada vez más habitual en sistemas alternativos a Windows

Asimismo los usuarios de Mac son objetivos habituales del adware y aplicaciones potencialmente peligrosas, ya que el ransomware para estos sistemas es todavía bastante raro. Sin embargo el nuevo troyano “Proton Remote Access Trojan” o RAT, ha golpeado duro a los usuarios de Mac en los últimos meses, variante de Proton que se centra en extraer las contraseñas de una gran variedad de fuentes.