Costa Rica estará representada por su canciller, Enrique Castillo, quien recibirá el mandato del SICA por su país debido a la negativa de la gobernante, Laura Chinchilla, de asistir a las reuniones del instrumento integracionista mientras Nicaragua estuviera al frente del mismo.

Las diferencias entre ambos países se reforzaron desde finales de 2010, cuando Costa Rica presentó una demanda en la Corte Internacional de Justicia contra su contraparte por la supuesta invasión a su territorio en áreas del mar Caribe.

En marzo de 2011, el tribunal de La Haya dictó  que ninguno de los dos puede mantener fuerzas armadas, de seguridad pública u otros agentes en la zona implicada en la disputa, Harbour Head.

Nicaragua recurrió luego al ente de resolución de conflictos por vías pacíficas por la presumible contaminación de su río San Juan con la construcción por parte de Costa Rica de una carretera paralela al cauce.

Esa obra motivó protestas de los defensores del medio ambiente de ambos países, una condena por parte de la Corte Centroamericana de Justica, y hasta la oposición de miembros del gobierno de Chinchilla por los daños a la biodiversidad, actos de corrupción y otras anomalías.

Para este jueves se espera la presencia también de representantes de los otros miembros del SICA, Panamá y Belice, de su asociado República Dominicana; de los observadores regionales México, Chile y Brasil; y de los extrarregionales España, Alemania, Japón y de la administración de Taipei, en Taiwán.

Durante la jornada de preparación de la XL Cumbre, el canciller nicaragüense, Samuel Santos, expresó que para su país tiene especial relevancia cerrar su mandato el día del aniversario 21 del Protocolo de Tegucigalpa (1991) y del 52 del Tratado de Integración Económica Centroamericana (1960).

"Más allá de las diferencias que normalmente aparecen en el curso de nuestros trabajos, tenemos coincidencias profundas que son las que nos han permitido y nos permiten avanzar, construir en comunidad una Centroamérica para los centroamericanos", afirmó.