Los religiosos católicos, desde horas tempranas celebraron en la nueva construcción de la iglesia que lleva el nombre de Guadalupe en el barrio Padre Miguel, donde 43 niños recibieron el sacramento de la confirmación. El sacerdote Yalmer Yaser, al momento de la homilía recordó la historia de la virgencita y pidió a los fieles seguir los pasos de la madre de Dios.

Pidió por los gobernantes de Nicaragua y el mundo, para que con la ayuda de Dios, guíen por el camino del amor y la solidaridad, respetando y luchando para ayudar a los pobres.

La señora Norma Duartes, una fiel devota de la Guadalupana, año a año celebra esta bella actividad, entre cantos, bombas, procesión y regalos, llevando alegría a los Juigalpinos.

Alba Marina Escobar, fiel devota desde los 10 años de edad, comentó que desde que ella estaba en tercer grado, su abuelita le dejo de regalo la imagen de la virgencita de Guadalupe, y desde entonces celebra y confía porque le ha realizado varios milagros con sus hijos.

“Sor María Auxiliadora Rodríguez, instó a los feligreses a seguir el camino de Dios, haciendo el bien, apartándose del mal. Recordemos que la virgencita siempre está con nosotros, deben tener devoción y fe y confiar que Dios y la virgencita estará con nosotros”, indicó.