Esta mañana, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) dio a conocer que Harvey se degradó a disturbio tropical.

El fenómeno, entre la media noche del lunes y la madrugada de este martes, pasó por el sitio más próximo a Nicaragua, bordeando Cabo Gracias a Dios, informó el director de INETER, Marcio Baca.

"Pasó como un disturbio tropical relacionado a una baja presión, los vientos alrededor de los 40 y 45 kilómetros por hora, la presión central  de ese disturbio era de 1006 heptopascales y ocasionó un poco de lluvia en los Cayos Mikistos con algún oleaje de 2.5 a 3 metros", dijo Baca.

Asimismo provocó vientos en Bluefields de alrededor de 20 kilómetros por hora y lluvias en el Noreste de Nicaragua, más otras lluvias en diferentes sectores del Caribe.

Baca agregó que a las 9 de la mañana, el fenómeno se localizaba a 110 kilómetros al norte de Cabo Gracias a Dios, moviéndose al Noroeste, buscando el Norte de Belice o la Península de Yucatán.