China informó que la nueva generación de trenes bala Fuxing empezará a circular entre Pekín y Shanghái a 350 kilómetros por hora el 21 de septiembre.

Según la corporación ferroviaria China Railway los nuevos trenes bala reducirán el viaje entre las dos ciudades en una hora y media, en la actualidad el trayecto dura seis horas.

China puso en servicio su primer tren bala a 350 kilómetros por hora en agosto de 2008, en la línea que conecta a Pekín y Tianjin, e inauguró al menos otras tres líneas de alta velocidad en los años siguientes, pero en 2011 limitó la velocidad a 250-300 kilómetros por hora.

Los nuevos trenes Fuxing presentados en junio de este año serán capaces de alcanzar la velocidad máxima de 400 km/h. A partir del 21 de septiembre, estos trenes bala diseñados y fabricados en China realizarán siete viajes de ida y vuelta cada día entre Pekín y Shanghái.

La red china de trenes de alta velocidad es la más larga del mundo: su extensión supera los 22.000 kilómetros.