En el marco de la celebración de las fiestas patronales de San Pío X, Su Eminencia Cardenal Leopoldo Brenes realizó la Eucaristía Dominical, en la cual se confirmaron 30 jóvenes, se consagró a 9 nuevos monaguillos y se renovó el voto de consagración a 15 monaguillos, quienes estarán al servicio del altar en la Parroquia Pío X.

Asimismo, se bendijo y colocó la primera piedra de lo que será la edificación de la Capilla del Santísimo, la torre del campanario y las oficinas administrativas de la iglesia, para lo cual el párroco Rodolfo Hurtado pidió a todos los asistentes dar su nombre en un papel para colocarlo dentro de una botella que quedó debajo de la piedra colocada para la construcción.

Creo que es una hermosa obra que hoy iniciamos y sin duda alguna, pronto veremos terminada, porque siempre la primera piedra, la segunda, la tercera, la cuarta hasta el final”, refirió el prelado.

A los confirmados Brenes manifestó que le alegraba la opción tomada “con la cual concluyen una etapa importante en nuestra vida de fe, se concluye con la confirmación los sacramentos de la iniciación cristiana. Ustedes fueron bautizados, recibieron su primera comunión y ahora van a recibir el sacramento de la confirmación, estos tres sacramentos sientan las bases de nuestro caminar en la Iglesia”.

Mientras que, a los monaguillos consagrados, Su Eminencia les expresó que “el monaguillo es uno de los seres más querido y entrañable dentro de nuestra Iglesia, de nuestra Arquidiócesis, la importancia a las celebraciones litúrgicas y colabora como servidor del altar”.

La vestimenta (hábito) que usarán los monaguillos, como signo del compromiso asumido, fue bendecida por el Cardenal Brenes.

Brenes manifestó que fue párroco por 6 años en la Iglesia Pío X, por lo cual hay un cariño y afecto que lo une a esta parroquia.

En su Homilía expresó que los hombres y mujeres debe ser de fe fortaleciéndola a través de la oración, contemplación, palabra y la eucaristía.