La Asociación de Educación Popular Carlos Fonseca Amador (AEPCFA) conmemoró este domingo el 37 aniversario de la Gran Cruzada Nacional de Alfabetización, un legado de la Revolución Popular Sandinista que permitió reducir los niveles de analfabetismo en Nicaragua.

Año con año se conmemora esta gesta educativa que incluyó a miles de jóvenes para llevar el pan del saber a quienes no sabían leer ni escribir, una prioridad que ha mantenido el Gobierno Sandinista en su primera etapa y que continúa hoy en día.

Nosotros que estuvimos en la Cruzada Nacional hace 37 años, cuando toca un aniversario más, nos reunimos y nos sentimos como el primer día. Nos sentimos felices porque cuando veníamos en los camiones de todas las montañas del país sentíamos una gran alegría, de haber cumplido al pueblo, al mundo y al FSLN, porque alfabetizar al pueblo de Nicaragua era una promesa de Carlos, de Germán, de todos los héroes y mártires caídos en la revolución”, expresó el profesor Orlando Pineda, presidente de la AEPCFA.

Recordó que en 2007 el Comandante Daniel Ortega les dio la tarea de ir a la Costa Caribe a luchar para alfabetizar en Río Coco y Prinzapolka a los indígenas mayagnas, logrando reducir en 2010 a un 2% y a los misquitos en un 3%, por lo que se pudo decir que Río Coco es libre de analfabetismo. Actualmente en el Caribe Sur el porcentaje es de 5% de indígenas.

El profesor Pineda mencionó que se debe resaltar dos aspectos importantes para decir que el analfabetismo de los indígenas se reduce a un 4% en Nicaragua y son: el trabajo realizado por la juventud y la voluntad política que hay por parte del Gobierno Sandinista, de luchar no solamente con la alfabetización de los mestizos, sino darle su lugar también a los pueblos indígenas.

Aprendizaje de vida

Telémaco Talavera, presidente del Consejo Nacional de las Universidades (CNU), dijo que no solamente se permitió enseñar a leer y escribir, sino que fue un extraordinario aprendizaje de vida para los jóvenes que tuvieron la oportunidad de ser alfabetizadores y también para los alfabetizados.

La educación ha sido una prioridad desde el Frente Sandinista, porque desde antes que triunfara, en las filas se enseñaba a leer y escribir a quienes no lo hacían, y efectivamente ha sido una prioridad toda la vida y será una prioridad restituyendo los derechos de la población del campo y la ciudad”, dijo Talavera.

La gesta heroica de la alfabetización permitió reducir del 50.4% al 12.9% el grado de analfabetismo en el país. El compromiso con Carlos Fonsecay enséñenles a escribir” continúa, no solamente alfabetizando sino promoviendo la educación a todos los niveles desde preescolar, primaria, secundaria, técnica, superior, formal, no formal y ahora con tecnologías de la información, como parte de ese factor imprescindible para el desarrollo.

“Para mí fue una gran experiencia, yo estaba de directora regional de Occidente en ese tiempo y me tocó atender León y Chinandega, visitar los diferentes municipios, organizar las diferentes comisiones, despedir a los brigadistas y maestros que iban alfabetizar”, contó Milena Núñez Téllez, hermana del compañero René Núñez Téllez y del Comandante Carlos Núñez Téllez, ambos fallecidos.

Jesús Miguel “Chuno” Blandón dijo que, en la alfabetización, “la juventud se movilizó por todo el país y es una de las páginas más heroicas de la nación, llevando el pan de la educación hasta los lugares más recónditos del país”.

Asimismo, resaltó la importancia que el Gobierno Sandinista da a la educación, priorizando “a las masas desheredadas que no han tenido la oportunidad de estudiar y entonces, va hacia los lugares más recónditos, donde está la gente que necesita aprender a leer y ese es uno de los éxitos del Frente Sandinista”.

Saludo desde Catalunya

También se leyó una carta de la AEPCFA de Catalunya Girona, España, en la cual expresan su saludo por el 37 aniversario de la Cruzada Nacional de Alfabetización.

Se lee: “la Cruzada Nacional de Alfabetización dibujó un antes y un después en la sociedad nicaragüense, la Cruzada Nacional de Alfabetización no fue solamente una acción alfabetizadora, fue mucho más porque representó la refundación del país, un país más unido, más cohesionado, más instruido, más fuerte”.

Asimismo, hicieron llegar un reconocimiento a la Asociación, cuyo paquete fue abierto en medio del acto, el cual consistió en una escultura que simula una cadena rota, acompañada de una placa con un texto inicial que se lee: “Hubo un tiempo en que una pesada cadena mantenía esclavo de la oscurana a una gran parte del pueblo nicaragüense ‘y también enséñenles a leer’, ordenó el Comandante Carlos Fonseca, y con la Gran Cruzada Nacional de Alfabetización se rompió el primer eslabón de la cadena…”.

El presidente de AEPCFA otorgó reconocimiento a un grupo de jóvenes de la Universidad Nacional Agraria que hoy llegaron del Caribe Sur, a donde estuvieron 43 días alfabetizando en varias comunidades indígenas.

Cristhian Barboza, representante del grupo de jóvenes alfabetizadores, expuso que ahora entienden por qué los jóvenes de los ochentas fueron felices: “Con lágrimas en los ojos, con el corazón en la mano, con un espíritu entregado a la patria con la voluntad de servir sin pedir nada a cambio, encontramos la felicidad de darlo todo estando en los lugares más duros, en donde hay gente que no sabe leer ni escribir y nosotros como jóvenes enseñarles”.

Vivimos la realidad en la que viven estos pueblos, compartimos su entorno social, cultural y político, supimos lo que es el fango, supimos lo que es la lluvia, aquí no llueve, allá en la Costa Caribe, son minutos en los que el sol sale, son horas y días, noches lloviendo a cántaro, ese verde y ese azul nos contagia y la luna reflejada en el río nos demuestra que no hay felicidad más grande en el mundo que ver un indígena aprendiendo a leer y a escribir”, manifestó Barboza.

Los líderes de las comunidades misquitas, mayagnas y ramas agradecieron a la Asociación y al Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional por la ejecución del Programa “Yo Sí Puedo” y venir trabajando de la mano con los compañeros indígenas del Caribe Norte y Sur.

Otros reconocimientos entregados

El Profesor Pineda entregó la Orden 37 Aniversario al dramaturgo Jesús Miguel “Chuno” Blandón y considerado el gran biógrafo de Carlos Fonseca Amador, al fotógrafo Ramón Zamora Olivas y a Ramiro Reyes de Lotería Nacional por ser amigo y su contribución a la alfabetización.

También fue entregado un reconocimiento a la doctora Idania Rivas, del Hospital Carlos Roberto Huembes, quien fuertemente está comprometida con la salud de las comunidades indígenas de las regiones caribeñas.

El Comité de la Cruzada Nacional de la Alfabetización de Diriamba entregó en madera el logotipo que siempre se usó en la Cruzada.

Al evento asistieron alfabetizadores de los años 80, miembros de la AEPCFA, así como familiares de los jóvenes que regresaron del Caribe e invitados especiales.