Un amplio contingente de trabajadores de la salud, partió este viernes hacia Rivas, Río San Juan, Zelaya Central y Bluefields, para atender oportunamente a las familias de estas zonas del país y fortalecer el Modelo de Salud Familiar y Comunitario.

La doctora Janet Vega Chávez, Coordinadora del Movimiento de Enfermeras, Auxiliares y Técnicos de la Salud Sandinista, informó que esta es la octava brigada que parte de Managua hacia zonas rurales.

“Son 90 (45 médicos y 45 recursos de enfermería); técnicos de laboratorio, nutricionistas. Son compañeros y compañeras que van de manera voluntaria a las regiones de más difícil acceso”, sostuvo.

Chávez explicó que al enviar estas brigadas hasta estos lugares lejanos, se busca acercar la salud, como lo mandata el Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, a las familias nicaragüenses.

“Por día harán 400 consultas diarias en cada municipio, realizando captaciones precoz de las embarazadas, atención integral a la niñez y la captación del Programa Todos con Voz”, refirió.

Destacó que los médicos que conformar estas brigadas, la mayoría son jóvenes que van con todas las ganas a atender a la población, como una misión solidaria, de amor y cariño.

“Es un gran reto para las personas que viajaremos. Lo hacemos de corazón, porque sabemos que nuestras familias tienen derecho a una salud integral”, manifestó Javier Robles, quien estudió en la UNAN-Managua.

De igual manera, el joven Román Calderón, quien forma parte de estos brigadistas, dijo que la misión que llevan es clave, tanto para los niños, embarazadas y personas con discapacidad y adultos mayores, que tengan conciencia sobre apoyar a esta familias.

“Nosotros vamos a dar las primeras atenciones a toda la población. Es parte del corazón que tenemos como trabajadores de la salud”, dijo Calderón, quien a su vez valoró este trabajo que realiza el Ministerio de Salud.

Los brigadistas expresaron que ir a atender a las familias de estos municipios, constituye una gran experiencia para ellos, precisamente porque es una vocación que cultivan con acciones solidarias como estas.