El sospechoso que ha embestido a dos agente de los Mossos d'Esquadra en un control a la salida de Barcelona tras el atentado en la capital catalana en el que han fallecido trece personas, ha sido localizado sin vida en su coche, a tres kilómetros de donde los agentes le han intentado detener a tiros.

Uno de los mossos, que tiene una pierna rota, participaba en el dispositivo "Jaula", que se ha activado tras el atentado para cerrar la zona más cercana, así como las principales vías de acceso y de salida de Barcelona con la finalidad de dificultar el movimiento de los terroristas.

Fuentes cercanas a la investigación han explicado que la agente, cuyo estado se desconoce, ha resultado herida tras ser embestida por el vehículo, al parecer un Ford Focus que aguardaba en un control policial. Las fuerzas de seguridad han perseguido al vehículo, que se ha dirigido por la A-2 en dirección Tarragona.

Los Mossos d'Esquadra han activado a los artificieros del TEDAX para inspeccionar el vehículo, que está bajo control policial, según las fuentes.