Familias que se ubican en los municipios que integran el Corredor Seco de Nicaragua continuarán siendo beneficiadas con los programas ejecutados a través del Proyecto Nica Vida en su segunda etapa, con la aprobación de 15 millones de dólares por parte de la Asamblea Nacional.

El diputado Wilfredo Navarro expresó que este proyecto tiene visión de mediano y largo plazo con el que se pretende trabajar en las áreas de mayor pobreza del país.

Explicó que donde hay problemas climáticos, existe alta incidencia de pobreza, de tal forma que se espera generar proyectos y programas con estos recursos para que las familias impulsen habilidades propias en la agricultura, teniendo conocimiento sobre el cambio climático y protección del medio ambiente.

Asimismo, con Nica Vida se llevan los programas y proyectos que tiene el Buen Gobierno Sandinista siempre en beneficio de las familias, lo que genera mejorías en sistema de educación, hospitales ambulantes, mejoramiento de caminos, electrificación, entre otros.

Estos recursos van para que las familias puedan enfrentarse a la incidencia de un medio ambiente hostil y tiene incidencia en la reducción de la mortalidad infantil, enfermedades típicas de la región y proyección de la profundización de programas de salud, aspectos sanitarios y recopilación de agua”, agregó.

Continuará titulación

Los 18 millones de dólares recientemente aprobados por la Asamblea Nacional para la tercera fase del programa de titulación, impulsado por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, es de gran impacto en la población.

“Es una respuesta contundente, a los que dicen que aquí no vienen inversionistas porque no hay seguridad jurídica con la propiedad”, mencionó el diputado Navarro.

Con el programa de titulación se ha logrado reivindicar los derechos de los pueblos indígenas y ciudadanos del Pacífico a tener seguridad jurídica de sus propiedades, facilitando el acceso también a créditos, generando mayor dinamia en lo económico.

Además, con ello se va mejorando los registros, catastro, servicios de las municipalidades y se garantiza una seguridad jurídica para los inversionistas que compran un terreno porque ya hay un título.

“Este proyecto de seguridad y estabilidad en la titulación es precisamente para que todos los sectores de la sociedad se sientan seguros en las transacciones”, dijo Navarro.