Mejorar la calidad de vida es la prioridad del Buen Gobierno Sandinista, voluntad que se materializa a través de los gobiernos locales, y es por tal motivo que las familias del barrio 19 de Julio se encuentran muy contentas pues ya cuentan con una calle digna.

El padre German Prieto, párroco de la iglesia de Dolores, afirmó que desde que llegó a este municipio a ha "podido constatar que se sigue avanzando en pro del bienestar de las familias de este lugar”.

Así mismo Blanca Palacios agradeció al Gobierno Sandinista por priorizar a las familias nicaragüenses y garantizar seguridad, ya que también cuentan con alumbrado público.

Así el municipio más pequeño conocido como “El Pulgarcito” de Nicaragua avanza con pie firme y respalda al Buen Gobierno para más progreso por el Bien Común.