Sencilla, pero amorosamente adornada con flores e incienso, las instalaciones del Consulado General de Nicaragua en Miami se visten de gala, para recibir, como todos los años, a nuestra milagrosa Virgen del Viejo que visita a la comunidad nicaragüense radicada en diferentes ciudades de los Estados Unidos.

El personal del esta misión consular encabezado por el Cónsul General Luis A Martínez junto a  miembros de la comunidad radicada en Miami, entonan cantos alegóricos y reparten un pequeño refrigerio entre los asistentes.

Durante el rezo  del santo rosario dirigido por Monseñor Urbina, los compatriotas aprovechan para expresar su agradecimiento a la Virgen por favores concedidos mientras otros hacen sus peticiones a la virgen milagrosa para que interceda ante nuestro padre celestial.

Este año nuestra petición a la Santísima Virgen ha sido rogar por la salud de nuestros gobernantes y por la conservación de la paz en nuestro país.