Al menos 27 personas murieron y 83 resultaron heridas como consecuencia de varios ataques suicidas con bombas perpetrados por supuestos miembros del grupo Boko Haram en el noreste de Nigeria, reportaron este martes autoridades locales.

Una mujer se inmoló dejando 27 muertos en un mercado en la localidad de Maiduguri, el epicentro del conflicto entre las fuerzas gubernamentales y los terroristas.

Mientras que otros dos suicidas hicieron estallar bombas en las puertas de un campamento de refugiados cercano, en hechos que no dejaron más muertos pero sí muchos heridos, reportó un funcionario de emergencias local.

Maiduguri, capital del estado nigeriano de Borno, es el epicentro de los combates entre las fuerzas gubernamentales y Boko Haram, grupo que prestó lealtad a la organización terrorista el autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe), eproscrito en numerosos países, incluida Rusia.

El Ejército de Nigeria recuperó el año pasado territorios controlados por los terroristas, pero estos han contraatacado con nuevos ataques desde junio causando al menos 143 muertos y debilitando el control militar.