La actitud del diplomático mexicano llamó la atención de la Comisionada General Glenda Zavala, Directora de Auxilio Judicial, que dio conocimiento al Juez Noveno Penal de Juicio, Edgard Altamirano, quien le recordó a Murgía que su presencia era en calidad de “observador”.

La nota de prensa refiere que en la primera sesión del lunes pasado, durante el primer receso otorgado por el judicial, “el cónsul Murguía Mier se trasladó de inmediato del área del público a donde están los abogados defensores, para entablar una larga conversación con el abogado defensor de Raquel Alatorre Corea o Juana Raquel Alvarado Torres, doctor José Ramón Rojas Urroz”.

Relaciones Públicas de los Juzgados de Managua, a través de su director Roberto Larios, mostró una foto donde se observa al diplomático conversando con el abogado defensor de Raquel Alatorre, Ramón Rojas Urroz. También mostró un video en la que se ve a ambos en igual situación.

Larios reconoció desconocer lo conversado entre Rojas y Murgía, pero reiteró que el diplomático violentó los procedimientos establecidos en su calidad de observador del proceso.

El vocero judicial insistió que el diplomático si bien no cometió ningún delito, no cumplió con las normas diplomáticas establecidas en este caso, el cual le prohíbe cualquier tipo de acercamiento con los 18 acusados y con sus abogados.

“A él se le llamó la atención por entrar en contacto con el abogado y no fue un saludo como dice la nota de Confidencial, ahí lo pueden ver en el video, todo el receso estuvo conversando”, agregó.

Reprochan tratamiento noticioso

Larios reprochó la actitud del sitio web Confidencial, quien a juicio del vocero judicial emitió una noticia “pro-narco” que señala que la conversación entre el diplomático y Rojas incomodó a las autoridades policiales y judiciales.

“Esta nota de prensa de Confidencial es en abierta defensa de los narcos”, reprochó Larios al señalar el tratamiento noticioso que ha hecho este sitio web en el caso del proceso contra los mexicanos

“Llama la atención el perfil de esta nota, porque nosotros no dudamos de que los narcos han intentado aquí en Nicaragua y lo siguen intentando, penetrar los medios de comunicación. Nosotros no dudamos que los narcos puedan estar pagando dinero para este tipo de publicaciones”, dijo Larios.

La comisionada Zavala dijo que "se observó que estaba comunicándose con la defensa y se informó al Ministerio Público que a través del fiscal se le notificó que su presencia estaba limitada a ver el desarrollo de la audiencia".



Cónsul sin comentarios

“No puedo pronunciarme, estoy consultando con mi jefe, no puedo hablar”, respondió el diplomático mexicano cuando se consultó sobre la nota de prensa de los tribunales de la capital.

Agregó que el tema ya era de conocimiento del Ministerio de Relaciones Exteriores de México, a la cual estaba consultando los pasos a seguir, para desvirtuar lo asegurado por la oficina de prensa de los juzgados capitalinos.

Ramón Rojas Urroz, abogado de Raquel, la única mujer de los 18 acusados, rechazó que el diplomático esté asesorando a la defensa técnica y que la conversación entablada, era para conocer aspectos relacionados a los derechos humanos de los procesados.

“El cónsul hizo su trabajo, el trabajo de los cónsules es representar a sus conciudadanos y eso era lo que estaba haciendo (…) Se dio un receso y el cónsul me comunicó a mí, que sí se nos había permitido la asistencia y la entrevista con ellos y si habíamos ido a visitarlo”, pronunció Rojas Urroz.

Lo anterior prácticamente dejó en un segundo plano, la continuación del juicio contra los mexicanos que ingresaron al país el 20 de agosto en seis modernas camionetas estilo Vans, escondiendo en su interior 9.2 millones de dólares, los cuales en una buena parte se les encontró trazos de cocaína, según refiere la acusación del Ministerio Público.

En esta jornada desfilaron otros 7 testigos, lo que suma un total de 15 declaraciones que se han brindado en los dos días de juicio. En esta jornada el Ministerio Público presentó las testificales de efectivos y peritos policiales de Auxilio Judicial, entre estos los que realizaron los recibos de ocupación de los 18 procesados, entre estos las pertenencias de Raquel Alatorre que portaba al momento de su detención un poco más de 5 mil 800 dólares en efectivo, una gran cantidad de pesos mexicanos, así como dinero de Guatemala, Honduras y Nicaragua.

De esta forma y transportándose en camionetas con el logo de la empresa Televisa, los 18 acusados se hicieron pasar como periodistas de la televisora, versión que fue puesta en duda, cuando entraron en una serie de contradicciones al momento ser entrevistados por las autoridades fronterizas y policiales de Nicaragua.

El judicial Altamirano suspendió la sesión judicial cerca de las siete de la noche, programando la continuidad del juicio para este jueves 13 de diciembre a las una de la tarde.

Aun faltan evacuar las declaraciones de dos testigos para culminar la etapa de pruebas testimoniales y posteriormente se aperture la exposición de pruebas documentales, en la que los abogados defensores quieren demostrar que el documento presentado por el embajador mexicano Rodrigo Labardini en la que comunica que los acusados no son trabajadores de Televisa, es ilegal e improcedente para este caso.

Numerosas pruebas

La primera testigo Blanca Rosa Méndez Torres, detective de Auxilio Judicial, brindó detalles de todos los recibos de ocupación que hizo de las pertenencias y pasaportes de los acusados.

Entre las principales pruebas se encuentran dinero, chalecos y otras pertenencias de los acusados, entre estas la de Raquel Alatorre Correa, que también se le incautó una cámara fotográfica marca Sony color negro, un adaptador de memoria, un dije de oro, una pulsera de plata, un reloj de alto valor y un anillo con varios diamantes.

Méndez Torres mostró chalecos y chaquetas azules con el logo de Televisa, el dinero en efectivo incautado a Raquel, un GPS con su pantalla, los 18 pasaportes y otras pertenencias que el Ministerio Público ha aportado como pruebas al proceso contra los falsos periodistas.

Durante la audiencia el testigo número cinco de la jornada presentó los equipos televisivos, entre estas dos cámaras profesionales marca Panasonic P2HD y una marca Sony HDV, los radios de comunicación de gran alcance, entre otros equipos tecnológicos.

Otro testigo policial identificado como Álvaro Felipe Rivas presentó 11 de los 23 bolsos ocupados en las cuatro camionetas Vans con el logo de Televisa.

Cartas de Televisa: ¿Falsas o verdaderas?

Este testigo presentó diversos documentos, entre estos una carta firmada por Amador Narcia Estrada, vicepresidente de información nacional de los noticieros Televisa, en la que se establece el supuesto vinculo entre los detenidos y la empresa mediática. Todos estos documentos se encontraron en un folder blanco dentro de la camioneta en que se movilizaba Alatorre Correa.

También se presentó otra carta firmada por el mismo Narcia Estrada y el notario público Pedro Rodríguez Garza, en la que se detallan los equipos televisivos y tecnológicos con que está dotada cada una de las seis Vans.

Antes de la lectura de las cartas, los abogados defensores se opusieron a que fueran presentadas como pruebas, pues argumentaron que no fueron  ofrecidas como pruebas documentales.

“No pueden presentarse, ni leerse porque eso causaría nulidad en el proceso”, exclamó Amy García, abogada de una parte de los 18 procesados. Tal posición fue secundada por los otros cinco defensores, sin embargo Altamirano no dio lugar a la objeción y permitió que se leyera los documentos y por tanto se sumaran a las pruebas.

La ex juez Orieta Benavides del bufet jurídico Taboada y Asociados y que participa como observadora del proceso en representación de Televisa, no quiso comentar si las cartas eran originales o un montaje de los acusados

Ricardo Ramírez, otro de los defensores solicitó la presencia de uno de las camionetas Vans, lo que fue aceptado por el judicial Altamirano, esto porque durante la audiencia el representante de la Procuraduría Abraham Abarca mencionó como pruebas, los monitores (televisores o pantallas) empotrados en los vehículos que se transportaban los acusados.

Brazaletes rosas y naranjas para periodistas


A este proceso le brindan cobertura diversos medios mexicanos, entre estos un equipo de reporteros de Televisa y de la cadena MVS (Multivisión). Altamirano constató la presencia de todos los acusados y sus abogados defensores.

A los periodistas nacionales se les colocó un brazalete color rosado, mientras a los de agencias internacionales uno de color naranja.