Así lo expresó Monseñor Eddy Montenegro, quien en representación del Presidente de la Comisión de Reconciliación, Justicia y Paz, Su Eminencia Reverendísima Cardenal Miguel Obando, participó en el Acto de Entrega de títulos de Propiedad en honor al 34 Aniversario del Paso a la Inmortalidad del Sacerdote y Guerrillero Sandinista, Gaspar García Laviana.

Familias gozarán de tranquilidad y alegría al tener títulos de propiedad

Durante el acto de Entrega de Títulos de Propiedad, presidido por el Comandante Daniel Ortega y la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Compañera Rosario Murillo, Monseñor Eddy instó a las familias nicaragüenses a dar gracias a Dios por ahora gozar de la tranquilidad jurídica que les otorgan estos nuevos títulos.

“Ojalá que esta bendición que Dios nos da con estos títulos nos traiga, además de la seguridad y la alegría, el gozo. El Pesebre de Belén está aquí, en la mente y el corazón para que en cada hogar haya paz, como dice el mensaje de Belén: ‘Paz en la tierra a los hombres de Buena Voluntad’, y la buena voluntad implica la reconciliación, implica la justicia, implica todo lo que estamos haciendo en Nicaragua al enrumbarnos hacia el desarrollo”, destacó Monseñor.

Asimismo, aseguró a las familias nicaragüense, que recibieron su título de propiedad, que ahora podrán estar más tranquilas al tener en sus manos un valor tan importante como este, lo cual ha sido una promesa del Comandante Daniel Ortega desde que inició el primer periodo del Gobierno Sandinista.

“Ustedes vienen contentos porque van a dormir más tranquilos esta noche, porque van a tener el título (de propiedad) en sus manos que ya nadie les podrá arrebatar, y eso es un valor grandioso y le agradecemos al Presidente (Daniel Ortega) que al iniciar su primer periodo (de gobierno) habló de cumplir con esta promesa de darle a toda Nicaragua su título”, expresó.

Nicaragua unida en oración por recuperación del Presidente Chávez

Monseñor Eddy Montenegro, durante la conmemoración del 34 Aniversario del Paso a la Inmortalidad del Sacerdote Gaspar García Laviana, también pidió por la pronta recuperación del Presidente de la República Bolivariana, Comandante Hugo Chávez Frías, quien este martes 11 de noviembre salió airoso de una operación quirúrgica en La Habana, Cuba.

“Nos unimos a la oración que están haciendo muchos países por el Presidente Chávez, quien parece que ya está en una intervención (quirúrgica), y hay que agarrarnos de la mano de Jesús, que es el dador de la salud, el sanador por excelencia, para que lleve su mano donde está recuperándose”, manifestó Monseñor.

Al finalizar sus palabras, Monseñor Eddy Montenegro expresó que “el amor se paga con amor” por lo que todos los nicaragüenses muy agradecidos, han estado pidiendo por la mejoría del Presidente Chávez, quien ha sido como un hermano para este país centroamericano, y quien ha reflejado su corazón y mente abierta a la hermandad latinoamericana”.