La juventud nicaragüense rindió un homenaje cargado de solemnidad y esperanza al Comandante Tomás Borge Martínez por cumplirse este domingo su natalicio número 87.

Con el renovado compromiso de seguir los pasos del Comandante fundador del FSLN, los jovenes llenaron de canto y poesía el Mausoleo de los Comandantes, en la Plaza de la Revolución, donde descansan sus restos mortales.

Las rosas depositadas en el lugar, fueron la muestra del amor que las nuevas generaciones guardan por el legado histórico del sandinista.

Milton Ruiz, de Juventud Sandinista, explicó que este día aprovechan también para rendir honores al Aniversario natal número 91 de Comandante Fidel Castro Ruz, con quien Tomás Borge comparte fecha de cumpleaños.

"Estamos en este sitio sagrado, celebrando  y sintiendo en el corazón al Comandante Tomás Borge y al Comandante Fidel, porque estos dos Héroes, líderes de Latinoamérica, viven en nuestros corazones. Hablar de Fidel y Tomás, es hablar de historias y victorias bien ganadas", aseguró.

En ese orden señaló que más jóvenes se demuestran firmes de la mano del Comandante Daniel y la Compañera Rosario, en los principios de defensa a la Tierra, a la ciencia y la tecnología, que son ideales de Tomás y Fidel.

"Son cumpleaños que los celebramos en el mundo porque ellos han marcado la diferencia  con su calidad, con la trascendencia y con su lucha antiimperialista, y revolucionaria", manifestó.

Al mausoleo también se hicieron presentes el Ministerio de Gobernación y la Policía Nacional, instituciones fundadas por el Comandante Tomás y que hacen prevalecer los principios de servicio y amor al pueblo con los que fueron concebidas.

La Primer Comisionada Aminta Granera, Directora de la Policía Nacional, indicó que la jefatura nacional y una buena representación de la institución del orden le demostró el respeto y honores al revolucionario.

"El hombre que tanta inspiración nos ha dejado con su vida fundamentalmente. Ese militante que fue consecuente hasta el último día de su vida. Que fue leal a su partido, a su dirigencia hasta el último día de su vida, que nos motivó cada día que estuvo en la Policía y aún fuera de la Policía, que fue una motivación permanente para trabajar y servir a su pueblo", precisó.

Igualmente, recordó el llamado que hacía Tomás a no tener temor. "Que un revolucionario tuviera lágrimas en los ojos y ternura en las manos. Y que estuviéramos siempre, fuéramos los primeros en el servicio al pueblo", afirmó, precisando a la vez que su legado vive en cada uno de los planes y acciones policiales.

El viceministro de Gobernación, el compañero Luis Cañas, sostuvo que celebraron el natalicio patentizando la obediencia a la orden de no arrodillarse jamás sino era frente a la bandera de la patria o al recuerdo de los hombres y mujeres que ofrecieron su vida por la patria.

"Le decimos al Comandante que seguimos cumpliendo con esa orden que nos dio. Que seguimos cumpliendo con la tarea que el Comandante Daniel y nuestra Vicepresidenta, Compañera Rosario nos ha dado, de seguir combatiendo la pobreza en nuestro país, seguir trabajando por hacer llegar el progreso, la seguridad, la tranquilidad a nuestras familias nicaragüenses", subrayó.

Una luz en el camino

Por su parte la Alcaldesa de Managua, Compañera Daysi Torres recordó que grandes líderes como Tomás son la luz en el camino de los nicaragüenses.

“El Comandante Tomás por ejemplo a mí me llena de mucho orgullo, de mucha alegría, de mucho amor y de gratos recuerdos de un hombre valiente, alegre. Siempre soñando lo mejor para su pueblo, un hombre de principios y valores firmes”, comentó.

Asimismo, dijo que Tomás es un militante, que a su paso ha dejado grandes huellas para los sandinistas quienes recogen los valores.

Por lo tanto, dijo que la expresión simbólica de ofrecer una flor a su memoria es la muestra de cariño que guarda el pueblo, sin embargo asumir el compromiso con el pueblo es el mayor homenaje.

tomas

tomas

tomas