David Castillo Pacheco, presidente de la Asociación Científica de Astrónomos y Astrofísicos Nicaragüenses (Astronic), explicó que la lluvia de meteoros se produce por el polvo que deja en un asteroide en su órbita con la tierra y que a partir de la noche del 13 y madrugada del 14 los nicaragüenses podrán observar, ubicándose al Noreste, las llamadas estrellas fugases, aproximadamente 120 por hora.

“Una de las ventajas es que no va a haber luna llena y esperando que no haya nubosidad, y podemos irnos a un lugar donde no haya contaminación luminosa, vamos a observar algo maravilloso, entonces esperamos que los nicaragüenses disfruten de estos bólidos o estrellas fugases o lluvias de meteoros, como las conocemos normalmente”, expresó Castillo Pacheco.

El experto afirmó que durante el año se producen cuatro lluvias de estrellas, las Cuadrántidas en enero, Perseidas en agosto, Leónidas en noviembre y, la mayor y más exquisita que se puede apreciar mucho mejor es la que ocurrirá la madrugada de este 14 de diciembre, la que se produce por los rastros cósmicos del asteroide Phaeton 3200, el que se asume fuera un cometa que se ha quedado sin vida y cuyo polvo estelar queda en su órbita cerca de la tierra y que al hacer contacto con la atmósfera a terrestre se ionizan sus partículas y es lo que se aprecia como estrellas fugases.

Añadió que este fenómeno se produce entre el 7 y 17 de diciembre, teniendo su pico máximo entre el 13 y 14 de mismo mes, lo que significa que el polvo estelar del asteroide está mar cerca de la tierra.