El Cardenal recordó que el Comandante Chávez es un gran amigo de Nicaragua y que desde el ALBA ha hecho posible muchos programas y proyectos que han beneficiado a miles de nicaragüenses.

“Tenemos que pedirle al Señor que le dé fuerza, que le dé valentía y que realmente si es su voluntad pueda recobrar la salud nuestro buen amigo”, indicó.

Su Eminencia destacó del mandatario venezolano su espíritu humano y solidario, de allí su voluntad de siempre ayudar a los demás pueblos.

“Creo que tenemos una deuda de gratitud y debemos acompañarlo con nuestra oración pidiendo por su salud para que pronto realmente pueda regir los destinos de su país”, expresó, señalando que Chávez no solo es un servidor de su pueblo sino también de los pueblos centroamericanos.

“Es un hombre que realmente ayuda en las medidas de sus posibilidades. Algunos de los proyectos que tenemos nosotros se deben al esfuerzo que el presidente Chávez, el presidente de Venezuela, ha llevado a cabo aquí en nuestro país”, subrayó.

“Creo que nosotros debemos ser personas agradecidas y el agradecimiento lo manifestamos con la oración pidiendo por su salud para que pronto pueda restablecerse”, reiteró el Cardenal Obando, quien afirmó que desde que supo de la enfermedad del mandatario venezolano ha estado en constante oración por su salud.