Con una misa especial y una alegre procesión que partió desde la Parroquia Cristo del Rosario, fue celebrado este martes Santo Domingo de Abajo en su tradicional estadía de diez días en Managua.

Santo Domingo de Abajo tiene su santuario en la comunidad San Andrés de la Palanca (Ciudad Sandino), y esta mañana ha sido festejado con mucha fe y devoción por los capitalinos.

Monseñor Miguel Mántica, durante su homilía, reflexionó de la importancia de promover esta devoción de Santo Domingo.

misa

Una devoción que vaya acompañada de una vida de oración; de un amor a la sagrada escritura, de un amor a estudiar la doctrina de la iglesia: el catecismo”, expresó.

El religioso explicó que en este sentido es importante que de verdad Santo Domingo sea gran motivador en nuestro caminar de fe.

Queremos también que surjan predicadores. Hoy no basta que los sacerdotes prediquemos, estamos en un tiempo que necesitamos laicos predicadores también”, reflexionó.

misa

Monseñor Mantica valoró que esta es una tradición hermosa, que se vive a través de la fe del pueblo de Dios.

Así ha nacido y se ha mantenido la tradición. Y esto es lo hermoso, es la piedad y el amor al Señor, a sus santos”, sostuvo durante la misa.

Expresó que Santo Domingo es un amigo íntimo de Dios, y por eso nos acercamos a él, para gozar de su protección y su intercesión, y de esta forma el Señor nos conceda sus gracias y bendiga nuestras vidas.

misa

Tras la misa, los devotos de Santo Domingo de Abajo se sumaron a una precesión en las principales calles del barrio Cristo del Rosario.

Tengo diez años de servirle a la Iglesia con mucha devoción y fervor. Año con año siempre participo en estas fiestas en honor a Santo Domingo, que nos hace y nos ha hecho grandes milagros”, manifestó Héctor Flores.

También el devoto Marlon Antonio Álvarez dijo tener un enorme agradecimiento a esta hermosa imagen milagrosa, la cual le ha protegido y transformado su vida positivamente.

misa

“El año pasado me operaron de la próstata, y gracias a Dios, él (Santo Domingo) me tiene con vida, porque desde los 11 años tengo esta devoción con toda mi familia”, sostuvo.

Durante la procesión, al menos unos 80 jóvenes devotos, van alternándose para cargar con amor y fe la imagen de Santo Domingo, en una fiesta que es ambientada por los filarmónicos y la quema de pólvora.

misa

misa

misa

misa

misa