Las brigadas de salud llegaron hasta el barrio Leningrado donde fumigaron unas 400 viviendas como parte del plan de lucha antiepidémica.

Guillermo Medrano, brigadista del Minsa, explicó que además del plan de fumigación, realizan plan barrido y plan de control de focos.

"Le hacemos un llamado a la población para que colaboremos con los brigadistas ya que el trabajo que andamos haciendo es de vital importancia para evitar la propagación de las enfermedades a como son el dengue, el zika y el chikungunya", aseguró.

"Todo el trabajo que hemos venido haciendo ha sido importante porque ha ayudado a disminuir los casos positivos", apuntó el brigadista.

La señora Teresa Velázquez dijo que en el barrio hay muchos zancudos, de ahí lo importante de la fumigación. "Eso está bien sobretodo porque acá hay bastante niños y son los que más se enferman por eso hay que tener limpio, botar todo lo que no sirve y cuidar a los niños de los piquetes", indicó.

Bertha Murillo comentó que con la fumigación y la limpieza se previene la malaria y el aumento de zancudos.

"Este es un apoyo para la comunidad, gracias a Dios en el barrio mantenemos limpio pero ellos nos ayudan y siempre se les abre las puertas de la casa años fumigadores y analizadores porque sabemos que es bueno para la salud", refirió.