Los restos del capitan Reynerio Tijerino, que descansaban en el cementerio en Ocotal, fueron trasladados al campo santo de Somoto a petición de su hijo.

Durante el homenaje póstumo se le hizo guardia de honor donde se recordó su legado y entrega por ver a Nicaragua libre.

El capitán Reynerio fue el fundador de las tropas guarda frontera y murió en combate un 6 de agosto, hace 33 años

Falleció en El Naranjo en una emboscada pero su legado ha servido para miles de nicaragüenses.

Junto a sus restos se exhumaron los de su madre Rosa Membreño.

restos

restos