Con una misa y una cantata religiosa protagonizada por alumnos que integran “La Estudiantina” del colegio María Mazzarello, la comunidad educativa hizo un homenaje póstumo a Sor Emilia Rachela por cumplir 72 años de vida religiosa.

El oficio religioso fue realizado por el sacerdote Francisco Desbas y asistieron alumnos y ex alumnos del colegio María Mazzarello, familiares de Sor Emilia, padres de familia y religiosas de la orden "Hijas de María Auxiliadora".

Fue un 5 de agosto de hace 72 años que Sor Emilia Rachela Rigono, inició su vida religiosa con la congregación salesiana “Hijas de María Auxiliadora”, entidad que también hoy está celebrando 145 años de haber sido confundada en 1872 por San Juan Bosco y la religiosa Santa María Dominga Mazzarello (1837-1881), nacida en la población italiana de Mornese.

emilia

La misa y la cantata musical tuvieron momentos muy emotivos cuando estudiantes y ex alumnos brindaron sus palabras para recordar el legado educativo, musical, religioso y de amor que dejó sor Emilia entre los nicaragüenses, que se conmovieron al conocer de su fallecimiento el pasado 10 de febrero.

“Sor Emilia era una gran religiosa que había vivido para Dios y para el bien de los demás. Fue una religiosa que se entregó totalmente al servicio de todos, siempre pensaba como ayudar a los más necesitados”, dijo Desbas al describir a la religiosa que en septiembre del 2008 recibió del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, y de la Compañera Rosario Murillo, la Orden Independencia Cultural Rubén Darío, como destacada educadora de Nicaragua.

El padre Desbas manifestó que Sor Emilia fue el vivo reflejo de amor infinito a Dios, a los pobres, a quienes protegió siempre con sus programas educativos, culturales y musicales.

emilia

“Ella tocaba puertas de las instituciones, de las empresas, para resolver algún problema de los demás, es decir se entregó totalmente al bien y en cuanto a la vida religiosa, a la fe, pues aquí en el colegio María Mazzarello dejó bien asentada su devoción, todo su amor lo dejó encrustrado en todos aquellos que la conocimos”, declaró Desbas durante la homilía.

Uno de los invitados al homenaje póstumo, fue su sobrino Diego Rachela, quien viajó desde Italia para comprobar una vez más el cariño que el pueblo nicaragüense le profesa a Sor Emilia, cuyo legado está vivo en cada estudiante, en cada proyecto educativo y religioso que realizó en los colegios María Mazzarello y Sor María Romero en el barrio San Judas.

Cuando vine aquí empecé a conocer su palabra y la de los nicaragüenses y cada día que pasa la conozco más y el amor que le tienen a mi tía que dejó sembrada su semilla”, dijo Diego.

emilia

Sor Elia María Flores indicó que se hizo este homenaje como un tributo a tanto bien que hizo Sor Emilia Rachela por la juventud nicaragüense, por las familias, por los niños.

Nosotros sentimos que Sor Emilia todavía está viva, no nos cansamos de agradecerle todo lo que ha hecho acá, tanto a la congregación como al país de Nicaragua. Sor Emilia, feliz hija de María Auxiliadora, hizo honor a esta congregación con su vida entregada para la educación de los niños y jóvenes de Nicaragua”, dijo.

Sor Emilia nació el 2 de diciembre de 1926 en Carmignano di Brenta, provincia de Padova, Italia. Sus padres fueron Teresa Rigoni y Antonio Rachela. Cursó sus estudios de magisterio en el Colegio María Auxiliadora en Turín. Tomó los hábitos a la edad de 18 años.

emilia

emilia

emilia

emilia

emilia

emilia

emilia