Exponer las habilidades logradas por los estudiantes en los salones de clases es el objetivo principal del Ministerio de Educación (MINED) con la Feria de Innovación Científica, en la que participan 36 centros educativos de la capital. En la misma se presentaron un total de 62 proyectos sobre la vocación ambiental, turismo y la transformación de la energía.

Promover la innovación en nuestros estudiantes, es un mecanismo para incentivarlos a crear proyectos diferentes con los que se contribuye en la promoción de nuevas conductas, en cuanto al cuido del medio ambiente se refiere. Los muchachos están avanzando en cuanto a la innovación y su participación en este tipo de eventos es activa”, dijo Gabriela Solís, Asesora Departamental del Mined.

La mayoría de los proyectos presentados durante la feria, muestran aspectos bastantes particulares y llamativos, como el presentado por los jovencitos del Colegio Madre del Divino Pastor, quienes crearon un trasformador de energía mecánica, que mediante el pedaleo de una bicicleta, genera energía para hacer funcionar una lavadora y un sistema de carga para dispositivos móviles.

Con este proyecto estamos generando una cultura de ahorro de energía, promovemos el deporte, pero sobre todo estamos cuidando recursos naturales como el agua, gracias a esta oportunidad brindada por el Mined, los estudiantes estamos aprendiendo a innovar y a trabajar de manera amigable con el medio ambiente”, manifestó Genaro Urbina, estudiante.

Otro de los proyectos bastante atractivos de la feria es el creado por los estudiantes del Hogar Zacarías Guerra, los cuales, con elementos comunes fabricaron un purificador de agua.

Promovemos el uso y consumo alternativo del agua; con recursos accesibles nos hemos dado a la tarea de crear un filtro de agua casero, el cual posee los requisitos necesarios para purificar el líquido. El agua es vital y ante la necesidad de la misma tenemos que preocuparnos por cuidarla, pero también debemos de tomar la iniciativa de purificar el agua de lluvia y darle un uso en el hogar”, expresó Angie Márquez, estudiante.