Entre el 27 de julio y el 2 de agosto se registraron 18 incendios, los cuales fueron atendidos por el Cuerpo de Bomberos Unificados.

De los 18 incendios, 11 fueron estructurales, 6 en basura y 1 en maleza.

Los 11 incendios estructurales, corresponden a 9 viviendas:2 en Managua, 2 en Juigalpa, 1 en Estelí, 1 en Leon, 1 en Granada, 1 en Bluefields y 1 en El Viejo-Chinandega. Dos fueron en el transporte (Managua y Somoto).

En cuanto a las magnitudes de estos incendios, 7 fueron principios. En Managua se registraron en Bº Villa Cuba y Bº los Pescadores; en Juigalpa en el Bº Héctor Ugarte y Bº Paymuca; en Granada-INTAEC; en Somoto en el Bº Mauricio Cajina; y en Estelí en el Bº Héroes y Mártires.

Cuatro fueron pequeños incendios, en Managua en la rotonda La Virgen, en León en el balneario las Peñitas, en El Viejo en la Colonia Divino Niño, y en Bluefields en el Bº Teodoro Martínez.

Seis de los Incendios Estructurales ocurrieron por Llama Abierta, los dos registrados en los barrios capitalinos, los dos de Juigalpa, el ocurrido en Granada y el ocurrido en Estelí. Las causas fueron descuido de los usuarios en el uso de cocinas de leña encendidas, fuga de gas, niños jugando con fósforos y fumar en lugar prohibido.

También hubo 5 incendios por problema eléctrico. El ocurrido en la rotonda La Virgen de Managua, el de Somoto, el de León, el De El Viejo, y el de Bluefields. La causa específica fue el uso de conductores eléctricos de bajo calibre y falta de Mufa.

En relación a los incendios por basura y maleza, estos se registaron por falta de mantenimiento y vigilancia en predios baldíos, vertederos y acumulación de basura sin control.

Hasta la fecha el acumulado de incendios de maleza y basura es de 365, atendidos en el corredor seco, en el período del 1o de enero al 02 de agosto 2017.

Para evitar hechos de este tipo, las autoridades recomiendan mejorar instalaciones eléctricas, evitar sobre carga de energía y conexiones ilegales; mantener limpios y vigilados los Vertederos y predios baldíos; mantener vigilancia con los niños que no usen cerillos, apagar los fogones de leña y Carbón una vez que ya no los esté usando; mantener vigilancia con las candelas y veladoras encendidas; y no fumar en lugares prohibidos.