Diferentes sectores mostraron su respaldo a la posición de rechazo del Gobierno de Nicaragua a la iniciativa conocida como Nica Act y a la decisión de exigir ante la Corte Internacional de Justicia en la Haya, el cumplimiento de la sentencia del 27 de junio de 1986 que mandata a los Estados Unidos indemnizar al pueblo nicaragüense por los daños fatales ocasionados por la intromisión destructiva e ilegal de esa Potencia en los Asuntos Nacionales.

El reverendo Omar Duarte de la Iglesia Ríos de Agua Viva, considera que esta iniciativa promovida por congresistas norteamericanos, es injerencista y solamente busca hacer daño a las familias nicaragüenses, por tanto merece el repudio de todos los sectores.

Duarte coincide con los datos reflejados por el estudio de M&R Consultores, en el cual el 76.3% de los encuestados está en desacuerdo con esa iniciativa, frente a un reducido 11.9% que dijo estar de acuerdo.

Esa es una ley que en primer lugar es injerencista y en segundo lugar porque viene a perjudicar al pueblo nicaragüense en todos sus proyectos, en todo su quehacer. En este país hemos tenido tiempos de paz en la que nos hemos venido desarrollando en infraestructura, en turismo, en construcción de carreteras, escuelas, hospitales que se están inaugurando constantemente y al cortar ese financiamiento que nos dan los bancos mundiales donde Estados Unidos tiene mucha injerencia, viene a perjudicar a la población y especialmente a la más pobre, entonces nosotros nos unimos a ese rechazo, no estamos de acuerdo con la Nica Act”, señaló Duarte.

El líder evangélico, respalda que Nicaragua y su gobierno tramite el cobro de la indemnización, tal y como lo establece la sentencia.

Es una sentencia que dio la Corte Internacional de Justicia, donde están los Estados Unidos, Nicaragua y todos los países del mundo, y hay que acatar el fallo”, señaló Duarte.

Roberto Moreira, indicó que también apoya la posición de gobierno, porque la ley Nica Act viene a causar daño a la economía nacional y al desarrollo que experimenta Nicaragua.

Me sumo al rechazo que señala la encuesta porque va en perjuicio de la población vulnerable del país y rechazó la actitud de una cantidad pequeñísima de nicaragüenses que están promoviendo eso en los Estados Unidos, porque no les interesa la mayoría del pueblo, sino que están preocupados por el trabajo que realizan el Comandante Daniel Ortega y la señora Rosario Murillo en beneficio del pueblo”, señaló Moreira.

Indicó que conoce que nicaragüenses radicados en Miami y California, están recolectando firmas de rechazo a la Nica Act, porque saben que la misma perjudicará a la clase pobre y al desarrollo del país.

Como nicaragüense que soy quiero lo mejor para nuestra población y totalmente rechazo esa ley. Los mayores afectados somos nosotros, los que estamos abajo, las familias pobres, porque una vez que aprueben esa ley, a Nicaragua se le restringirían los préstamos internacionales para que no haya desarrollo”, dijo José Aguirre.