El Director General de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Roberto Azevêdo, conoció este jueves aspectos sobre la política nacional de facilitación del comercio en Nicaragua, durante una reunión con el Gabinete de Producción, Consumo y Comercio.

De acuerdo al Ministro de Fomento, Industria y Comercio de Nicaragua, Orlando Solórzano, también compartieron con Azevêdo aspectos relacionados con el comercio internacional y sus características.

Además, hablaron de las perspectivas de la reunión ministerial de Buenos Aires, que se realizará en noviembre, y del fortalecimiento al sistema multilateral de comercio.

En ese orden, Solórzano detalló que la puesta en práctica del modelo de diálogo, consenso y alianzas del Gobierno Sandinista ha permitido aumentar la producción y las exportaciones.

Como país pequeño, además de pequeño, en desarrollo, nos interesa el fortalecimiento de este sistema multilateral de comercio. Hemos escuchado los mensajes del Director General de la Organización Mundial de Comercio sobre la necesidad de mayor flexibilidad y de una convergencia entre los diferentes países en desarrollo”, señaló.

OMC con interés de apoyar al país

Azevêdo destacó que esta es la primera visita de un director de la OMC a Nicaragua. En ese orden, reconoció que el país es activo y dinámico, además que presenta oportunidades de desarrollo muy concretas, por lo que expresó el interés de brindar respaldo al país en ese objetivo.

Fue una charla muy interesante. Yo vuelvo a Ginebra con horizontes más amplios, con una visión bastante más clara de lo que es Nicaragua. Cuáles son los desafíos, cuáles son las oportunidades y cómo podemos colaborar para ayudar en el desarrollo económico-social del país”, afirmó.

El directivo explicó que se discutieron además de los aspectos de la situación global más amplia, los desafíos del país para avanzar los proyectos de desarrollo económico y social, a la luz de los temas prioridad de la organización.

Por su parte el presidente del COSEP, José Adán Aguerri, aprovechó la visita de Azevêdo a la región, para destacar desde su posición como miembro del Comité Consultivo de Integración Económica de Centroamérica, los logros y la ratificación de los acuerdos de Bali, y la simplificación de trámites y transparencia de las autoridades en la región.

Al mismo tiempo, observó la importancia que el director de la OMC conozca en el terreno los esfuerzos público-privados en la región y principalmente en Nicaragua, para ver reflejados los resultados del acuerdo anterior en muy corto plazo.

Un tema de gran relevancia también abordado, fue el objetivo de lograr la organización de las PYMES para poder insertarse en mayor medida al comercio exterior.